dijous, 24 d’abril de 2014

Josep Brunet i Bellet (1818-1905), un personaje polifacético… y enamorado del ajedrez

Hasta que el día 11 de agosto de 1906 en que Pere Fort no se decidió a escribir un artículo en la revista Catalònia, una revista que en aquella época costaba diez céntimos, nadie, aparentemente, se había decidido a realizar ningún tipo de elogio o de recuerdo a esta personalidad tan importante dentro de la literatura catalana.


Josep Brunet i Bellet
Josep Brunet i Bellet
Dibujo de Joaquim Biosca
(Imagen: Revista CATALONIA)

Si esto lo dejara así faltaría a la realidad, puesto que ya en 1899, tal como quedó claro en el artículo anterior sobre Pere Riera i Riquer, comentaba las alabanzas que Josep Pin i Soler, a través de su excelente libro Problemes d’escachs d’autors catalans contemporanis, dejaba clara la condición de erudito de Brunet.

Josep Brunet i Bellet jugando ajedrez
Josep Brunet i Bellet
(Imagen: Enciclopedia Espasa)


En unas notas en la revista l’Avenç, nº 23-24, de diciembre de 1893, se decía sobre Josep Brunet i Bellet:
”Era el único autor que publicaba en catalán obras históricas y arqueológicas de interés universal. Hombre de pocos prejuicios y de mucho estudio, iba derecho al grano, sin contemplaciones a autores ni a teorías. Las dos obras que forman este volumen -se refería a La Creu y Els monuments megalítics- son las más importantes dentro de la serie Erros historics

Cabe también destacar que en la mencionada revista publicó Brunet bastantes artículos.

Veamos qué decía Fort en la fecha indicada sobre Josep Brunet i Bellet (He traducido del catalán, esperando haber conservado la esencia de su escrito):
“Cataluña honra hoy la memoria de esta gran personalidad, y personalidad única en la literatura catalana. El hombre de letras al dedicarse a producir sus obras en catalán requiere voluntad, amor a la patria, pero esta voluntad y este amor patrio, suben extraordinariamente de punto cuando se trata de producir obras de carácter científico tan particular como las que produjo el benemérito Brunet y Bellet.”

“Hed aquí el motivo principal por la que la muerte de Brunet y Bellet ha pasado casi desapercibida a nuestro pueblo, ocurrida hace poco más de un año sin que se le haya dedicado ni una sola fiesta ni un estudio, ni un artículo erudito, ya que solamente fue anunciada como se anuncia la desaparición de un mercero de la plaza de Santa María por esta prensa encargada de ilustrar al público, tutora que ignora las nobles obras de un literato eminente y desentraña las trapacerías de los malhechores, como si de éstos hubiera de aprender el pueblo que lee.”

“La vida de Brunet y Bellet es una de las más provechosas y más catalanas que se han producido en Cataluña. Su carácter de catalán práctico y activo apunta antes que nada. Nacido el 25 de marzo del año 1818, estudió las ciencias físico-químicas y lenguas en las aulas de la antigua Junta de Comercio -de Cataluña-, habiendo obtenido siempre las mejores notas y algunos premios. También estudió Humanidades en el Seminario Conciliar. Se dedicó al comercio, comenzando su carrera montando una pequeña hilatura de algodón, fabricando también cintas e hilos retorcidos, por cuales productos obtuvo primeros premios en las Exposiciones de los años 1842 y 1951.”

“Después montó en Cataluña la primera industria mecánica de tejidos de hilo y de lino, acreditándola en primera línea, no solamente en toda España, sino también en sus excolonias, ya que sus artículos han sido y son preferidos en todas las sedes similares.”

“Se retiró del negocio cuando tenía unos sesenta años para dedicarse más firmemente a los estudios históricos y arqueológicos y para formar una buena biblioteca de obras sobre dichas materias y sobre otras, entre las cuales hay unos cuarenta incunables de gran valor.”

“En aquella época comienza la serie de sus notables publicaciones, imposibles de analizar en un articulito de revista como el presente, toda vez que cada una de las cuales requeriría un extenso y profundo estudio en consonancia con lo positivo e incontrastable valor de la obra. La sola enumeración de éstas bastará para ofrecer al lector una idea que le ayudará a considerar la extensión de su tarea, así como el cúmulo de conocimientos que había atesorado para poder llevarla a cabo dignamente.”

“Ved aquí la lista completa y detallada de dichas obras:

Lista de obras de Josep Brunet i Bellet
Obras publicadas de Josep Brunet i Bellet

“Vea el lector si es única en Cataluña la personalidad del señor Brunet y Bellet; vea si el hombre que en el estudio de tantas interesantes y diversas materias ha dedicado sus conocimientos y, no contento de dedicárselos, también destinó su fortuna para editarlos espléndidamente para honrar y enaltecer el nombre de Cataluña, no se merece la estima y admiración de todos, principalmente de los que estiman la patria y trabajan para dignificarla y elevarla al rango de los pueblos civilizados.”

“La gente de letras de nuestra generación está cometiendo, pues, una gran injusticia hacia esta personalidad ilustre; nuestro críticos y periodistas están ocupados y preocupados ahora en discutir los dramones y disparates de circunstancias y las novelas y artículos accidentales del compañero de redacción, pero las obras de Brunet y Bellet serán estudiadas seriamente años y más años, después de que hayan arrinconado para siempre estos dramas y novelas que hoy les preocupan y les apasionan. Cataluña, pues, que no interesa a casi nadie, sí sabe interesarse ella sola por estos grandes hombres.”

PERE FORT

Hasta aquí las notas de Pere Fort. Pero hay más sobre Brunet.

Este hombre polifacético, -empresario textil de éxito, bibliófilo, escritor, arqueólogo, autor de obras de divulgación cultural y poseedor de una biblioteca impresionante y admirada por el notario, folklorista y doctor en derecho Francesc de Sales Maspons i Labrós (*), de quién ya hablé dentro del artículo sobre Carles Bosch de la Trinxeria-, que ha sido y todavía es uno de los personajes sobresalientes de Cataluña, injustamente olvidado, quizás porque sus obras estaban escritas en catalán y pasaron bastante desapercibidas en España. Brunet fue el creador de la primera monografía sobre Asiria y Babilonia, escrita en catalán, Egipte, Assyria y Babilonia (Barcelona 1885), así como el fundador de la primera biblioteca asiriológica de Barcelona. Una muy buena semblanza de todo esto la podemos encontrar en un excelente artículo de Jordi Vidal en el que se detalla, además, el conjunto de sus obras. De dicho artículo he entresacado las siguientes líneas:
“De hecho, la mayor parte de las obras de Brunet tuvieron esa voluntad eminentemente divulgadora. Así lo reconocía el arquitecto y político catalán Lluís Domènech i Montaner, quien en una carta remitida a Brunet el 21 de octubre de1889, le agradecía el envío de uno de sus libros. Al tiempo, le reconocía lo útiles que podían resultar sus trabajos para divulgar a nivel escolar y popular los progresos más recientes en los distintos ámbitos del conocimiento histórico:”

(Y ahora traduzco del catalán parte de la carta)

“Le doy las gracias por el envío del nuevo tomo de su obra Erros historichs. Ya he leído una buena parte. Es admirable la copiosísima compilación de datos expuestos y es necesario que se lean un poco. No se puede figurar los disparates que en la materia se enseñan aún ex cáthedra en Institutos y Escuelas. Yo que lo aprecio de cerca (…) Hay quien explica Historia con teoría desde el principio de este siglo, a unos indios, árabes, chinos y otros pueblos remotos que parecen extraídos de un ballet de la comedia de Molière. Otros la dan por teorías sobrenaturales o sobre-materialistas, sin ningún tipo de prueba ni documentos… nada de positivo. Arrebatos de una obrita francesa indeterminada, hecha de cualquier manera…”

(*) Francesc de Sales Maspons i Labrós en una carta de 9 de noviembre de 1892 le dice, entre otras cosas, a Brunet:
“Tiene Ud. la buena fortuna de poseer una librería escogidísima y de poder adquirir desde luego las obras que le hagan falta sin mirar en su coste, cosas ambas no muy comunes en nuestros escritores. Y esto da a su obra verdadera novedad e interés y le permite salir de repeticiones de otros autores y tratar el asunto con datos no tratados ni conocidos.”

Es posible que los beneficios obtenidos en su etapa de empresario textil en su empresa Brunet i Serrat -cofundada con Josep Serrat i Borràs- fueran los que le permitieron formar esta biblioteca, admirada por Maspons, que contenía unos mil quinientos volúmenes, al margen de una buena cantidad de manuscritos e incunables importantes que se hallaban en su domicilio de Barcelona, en el Paseo de Gracia, 81, pral. (*)

(*) Pero si tenemos en cuenta la esquela que figura al final del artículo parece ser que el nº de su domicilio era el 27.

Francesc de Sales Maspons i Labrós
Francesc de Sales Maspons i Labrós
Dibujo del pintor Ramón Casas,
existente en el MNAC

(Foto: Wikipedia)

Josep Brunet i Labrós también estuvo implicado en los Juegos Florales de Barcelona. El siguiente recuadro es una prueba de ello. En el mismo podemos ver que ejercía de presidente el aludido Francesc Maspons y como mantenedor otro ilustre de las letras catalanas, Joan Maragall.

Organizadores de los Juegos Florales de Barcelona 1897
Juegos Florales de Barcelona 1897

Y por lo que respecta al Ajedrez, ahora veremos una imagen de la portada de uno de sus libros, reeditado en 2005 por la Editorial Hispano Europea de la edición que vio la luz en Barcelona: l’Avenç 1889, o quizás 1890, como figura en el interior del libro, o bien en 1891, tal como consta en la portada de la primera edición. Un libro que aún se puede adquirir en la actualidad -no así aquel cuya portada figura después- y que merece la pena tenerlo. Brunet que, como puede suponerse por lo antedicho, siempre iba contra corriente de las opiniones generalizadas intentó, según mi criterio, establecer cual era la procedencia de los orígenes del Ajedrez, y el libro en cuestión le vino como anillo al dedo para hablar de ello. A pesar que quizás no se le conocen partidas jugadas, ni ningún tipo de composición ajedrecista, es un personaje que debe escribirse en mayúsculas en la Historia del Ajedrez Español.

Portada del libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez
Portada del libro de Josep Brunet i Bellet

Contraportada del libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez
Contraportada

“José Brunet y Bellet (Barcelona, 1818-1905) fue un empresario textil apasionado por la historia. Estudió física, química, comercio e idiomas (francés e inglés) en la Real Junta de Comercio de Cataluña y Humanidades en el Seminario Conciliar. Su empresa, Brunet y Serrat, fue una de las primeras en introducir los telares mecánicos en sus fábricas. Retirado de los negocios cuando contaba ya más de 60 años, comenzó a atesorar una valiosa biblioteca de incunables y obras de prehistoria, historia y arqueología y a publicar, a partir de la década de 1880, estudios sobre estas materias, que le valieron un gran prestigio como investigador. Su enorme curiosidad intelectual le llevó a interesarse por los temas más variopintos: los monumentos megalíticos, las monedas, los naipes, el vidrio, la imprenta, el grabado, etc. Esta es una de sus obras más célebres. En ella defiende a contracorriente el origen egipcio del juego rey frente a la visión tradicional, hoy ya sólidamente asentada, que lo sitúa en la India, y polemiza con los historiadores del ajedrez más prestigiosos de su tiempo. La presente edición reproduce la original publicada en 1890.”

Edición de 2005 del libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez
Página de créditos de la edición de 2005
(para ampliar las imágenes basta hacer clic sobre ellas)

Fresco de la tumba de la reina egipcia Nefertari
Fresco de la tumba de la reina Nefertari
(Karnak: hacia 1250 a. de C.)

(Una de las imágenes que aparecen en la portada del libro)

Veamos en la siguiente imagen un vitral antiguo, de los pocos que se conocen de dos personajes jugando al ajedrez…

Vidriera antigua con dos jugadores de ajedrez
Vitral antiguo con dos jugadores de ajedrez

Edición de 1891 del libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez
Y esta otra edición es de 1891

Descripción del libro El Ajedrez de Josep Brunet i Bellet
Descripción de la edición de 1891

Brunet siempre fue una persona atrevida. Fue en aquella época el único autor que publicaba en catalán obras históricas y arqueológicas de interés general. Persona de muchos estudios y pocos prejuicios, en sus artículos iba siempre al grano, sin contemplaciones a autores ni a teorías y no dejaba indiferente a nadie.

Colaboró con sus artículos en diversas revistas catalanas como L’Avens -que más adelante pasó a denominarse L’Avenç-, L’Atlàntida, La Renaixença, La Publicidad, La Veu de Catalunya… -en estas revistas también solía colaborar la flor y nata de los escritores catalanes- y fueron bastantes los obsequios de su colección de libros y medallas a diversos centros, entre ellos el Museo-Biblioteca de Balaguer… Precisamente en una de estas revistas -l’Avenç- leí unos comentarios acerca del libro que estoy tratando y que creo que retrataban perfectamente al autor del mismo. Decían, más o menos, lo siguiente:
“Los libros de Brunet suelen tener un carácter muy propio. Temperamento demoledor, casi todos sus estudios se han dirigido a deshacer los muchos prejuicios históricos que están en boga sobre los pueblos de la antigüedad. Y para conseguirlo no se sirve de las verdaderas fuentes que suponen viajes y conocimiento de lenguas muertas, sino que todos sus argumentos nacen de los libros publicados sobre arqueología e historia, y los lanza valientemente sin salir de su biblioteca, notable en su especialidad. Firme en su manera de pensar, no respeta famas europeas ni sabios reconocidos. Si su estilo no fuera tan diluido y no repitiese tanto las argumentaciones a su favor, sus libros tendrían sin duda un valor revolucionario histórico de primera fuerza.”

“En este libro, diluido como los demás, trata de demostrar el origen egipcio del ajedrez, haciendo una excursión por todos los pueblos que tienen o han tenido relación con este juego importante. Mientras trata de probarlo, aprovecha la ocasión para rebajar la preponderancia histórica concedida a los pueblos indio y árabe, con los que, ciertamente, no simpatiza. Tienen para nosotros especial interés los capítulos en que se ocupa del juego en la Edad Media, por la gran cantidad de información entresacada de documentos e inventarios catalanes inéditos. Véase el testamento del conde Armengol, primer documento conocido de la Edad Media en donde se habla de ajedrez; la probabilidad de que el célebre Jaume Cassulis (Gazull?) fuera catalán; el estudio del juego procedente de Ager, etc., etc.”

La imagen que sigue, encontrada en la revista Occitània, es la misma que figura al comienzo de este artículo. En dicha revista, su director Joseph Aladern, hace una memoria sobre la muerte de Brunet, muy parecida a la comentada de Pere Fort, por no decir calcada.

Revista Occitània
Cabecera de la revista Occitània

Josep Brunet i Bellet
Imagén de Josep Brunet i Bellet

Veamos ahora el prólogo con que el propio Brunet iniciaba su libro en la versión de 1891. Una edición interesantísima, con cantidad de grabados, notas, así como una grandísima profusión de datos y con una relación exhaustiva de todos los lugares donde se practicaba el ajedrez, a pesar de que el propio autor indica -como veremos más abajo en una copia del prólogo- que la tarea emprendida la tomó como un pasatiempo, sin ningún tipo de pretensión y con el único objetivo de que su aportación pudiera suponer de ayuda, en el futuro, para quiénes quisieran ocuparse de esta clase de estudios. Yo pienso que si esto era un pasatiempo, dicho pasatiempo tuvo que entretenerle durante años (*), puesto que el trabajo es inmenso y una obra de esta envergadura no está al alcance de cualquiera. Y más si nos remitimos a aquellos años en que fue escrita, con escasos medios, si lo comparamos con los que disponemos en la actualidad. Ahora me doy perfecta cuenta de que el calificativo de erudito que Josep Pin i Soler daba a Brunet estaba plenamente justificado. Esta obra es colosal. Es una suerte, como he dicho anteriormente, que aún se pueda encontrar la reedición del 2005.

(*) Si el libro fue editado en 1891 y la introducción que sigue está fechada el 28 de septiembre de 1886, es de lógica que pasara mucho tiempo hasta que el libro viera la luz, bien para realizar las correcciones oportunas, bien para preparar la propia impresión.

Prólogo de la edición de 1891 del libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez (1)
Prólogo de la edición de 1891 (1)

Prólogo de la edición de 1891 del libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez (2)
Prólogo de la edición de 1891 (2)

Y ahora podemos ver las páginas 85 y 87, completas, de dicha edición, dentro del capítulo IX: El ajedrez en Egipto, donde Brunet sostiene que el ajedrez fue practicado en Egipto antes que en la India.

Libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez, página 85
Detalle de la página 85

Libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez, página 87
Detalle de la página 87

Y en la página 289 podemos encontrar algunas figuras

Libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez, página 289
Detalle página 289

Observemos ahora un fragmento de la página 391 y las páginas 393 y 397 completas…

Libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez, página 391
Fragmento de la página 391

Libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez, página 393
Página 393

Libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez, página 397
Página 397

He anotado solamente algunas de las interesantes páginas del libro, que creo suficientes para que el lector se dé perfecta cuenta de que en la considerable extensión del mismo existe información que debe leerse con atención… y mucha paciencia.

Otra de sus “obras” relacionadas con el ajedrez es la traducción del latín al catalán del libro del fraile dominico Jacme Cessulis o Jacobus de Cessulis (o bien una serie larga de nombres derivados, como Cassulis, Cesolis, Cassalis, Cesole, Cessalis… como también su nombre, Giacobo, Jacques, Iacobus, Jacob, Jakob von, Jaume, Jakub…, que son utilizados indistintamente). El título de la mencionada obra en latín es De moribus hominum et de officiis nobilium super ludum Scacchorumus, que traducido al catalán sería De les costumes dels homens e dels oficis dels nobles, sobre el Joch dels Escachs.

En el libro Nuevo ensayo de bibliografía española de ajedrez 1238-1938 (NEBEA) -otra de las obras interesantísimas que no podemos dejar escapar- existen alusiones a este libro, así como una muy documentada información sobre el mismo que recomiendo a todos aquellos aficionados a la historia; también se hace constar una edición crítica de una de las traducciones catalanas medievales, en la tesis doctoral de Alexander Bataller Català, Universidad de Valencia, Facultad de Filología, Valencia 2001. Precisamente de dicha tesis doctoral, que podemos encontrar en este enlace, es posible hallar, a partir de la página 83, un detallado análisis sobre este personaje, con una posible ascendencia catalana. Este detalle ya había quedado patente en la obra de Brunet, donde expone la posibilidad que el célebre dominico fuese catalán y Jaume Gasull su nombre. Resulta un tanto extraño que Brunet, siempre intentando ahondar en todos y cualesquiera de los temas que trató en sus libros, no siguiera el rastro y profundizara sobre esta suposición.

En uno de los párrafos de la tesis de Bataller, que traduciré del catalán, dice lo siguiente:
“Dentro de nuestro ámbito cultural nos encontramos con la hipótesis –“Un futile attempt” por Murray (1913 p539)- del padre Brunet (1890 p280 a 297), el cual defiende un posible origen catalán para Cèssulis. Basándose en Bofarull, quien cree que el nombre vulgar del autor del manuscrito de Girona es Jaume Gasull, Brunet utiliza argumentos diversos para atribuirle dicha procedencia. Estos van desde el posible origen catalán de la vestimenta de las figuras del juego de la edición de Caxton, hasta el comentario de Torres Amat que hace el supuesto Gazull natural de Barcelona. Pero es, en todo caso, la “cuestión de nombres” aquello que hace caer al escritor y bibliófilo barcelonés en tantos errores:”

Y en este punto Bataller cita una parte del texto de la página 292 del libro El Ajedrez… de Josep Brunet i Bellet, que podéis ver en el recuadro de la página completa que sigue…

Libro de Josep Brunet i Bellet sobre el origen del ajedrez, página 292
Página 292 del libro El Ajedrez
de José Brunet i Bellet


Jacobus de Cessulis
El dominico Jacobus de Cessulis
en un ms. alemán de 1413

(Cod. Guelf. 25 Aug. 4º. Herzog
August Bibliothek Wolfenbüttel)

Continuando con el relato de Bataller, donde por cierto inserta el dibujo que vemos más arriba, destaca que en la Gran Enciclopèdia Catalana y dentro de la voz “escac”, se habla de un dominico barcelonés nombrado Jaume de Cessoles, en unos textos de Jordi Puig i Laborda -árbitro internacional de la FIDE- y Jordi Teixidor i Omedes, que me permito copiar, enmarcada…

Recorte de la Gran Enciclopèdia Catalana
Recorte de la página de la
Gran Enciclopèdia Catalana


Y añade Bataller:
“Francesc Fité, en su estudio sobre el lote de piezas de ajedrez del museo diocesano de Lleida, es víctima también de esta confusión. (Fité, 1984). La hipótesis del origen francés se remonta a Laurent Pignon, autor de un catálogo de escritores dominicos escrito en el siglo XVI, donde cualquiera puede leer lo siguiente: "Fr. Ioannes de Teryace, de conventu Remensis, fecit moralitates super ludum scacorum". Más adelante, los bibliógrafos Quétif y Echard (1719) aprovechan esta referencia para suponer "Jacques" originario de "Tierache" e hijo del convento de Reims…”

En algunos otros medios, figura Cessulis como oriundo de una pequeña villa de Cessoli. Evidentemente no voy a ser yo quién rebata esta teoría, ni siquiera está en mi mente hacerlo, -tampoco es éste el objeto de este pequeño artículo-, pero sí debo decir que en cierta ocasión leí que Cessulis, hacia 1290, era maestro de la sagrada teología de un convento de Reims y que había nacido en Teriace, en la Galia y que posteriormente residió en el convento mayor de Génova, en los años 1317 al 1322.

A finales del siglo XIII y primeros del XIV, se dio a conocer por sus dotes en la escritura de diversas obras, de las que la más leída parece ser que fue la aludida, aunque ha llegado a nuestros días como una de las obras no demasiado conocidas de la bibliografía ajedrecista catalana. Se cree que fue escrita entre los años 1300 a 1330 en latín. Quizás todo ello fue debido a un tiraje reducido y también a la poca divulgación que pudiera haberse hecho de la misma. Si tenemos en cuenta que comprar un libro por aquellos inicios del mil novecientos estaba al alcance de muy poca gente, que los medios de difusión no eran como los que tenemos en la actualidad y que tanto los eruditos como los aficionados tampoco ponían demasiada atención en quién escribía, prologaba o editaba el libro, éstas podían ser algunas posibles causas o explicaciones. De todo ello podemos darnos cuenta en la siguiente imagen. La obra de Cessulis, no obstante, no es propiamente una obra de ajedrez; éstos únicamente están como término de comparación. La obra de Cessulis es una obra de moral, y bajo este punto de vista la escribió, como él mismo lo demuestra, ordenando que tuviera por título Costums dels homes i oficis dels nobles, por lo cual no es de extrañar que no se encuentren traducciones manuscritas del libro de Cessulis en castellano, porque poca importancia podían darle los españoles, que ya conocían el juego hasta su grado más alto, como lo demuestra el libro de Don Alfonso X el Sabio, escrito casi al mismo tiempo que el de Cessulis, y en el que se encuentran diversos problemas, que son la poesía del juego del ajedrez. Brunet indica, además, que los libros más antiguos sobre este juego se encontraban en Cataluña. Podemos ver su nota en el recuadro que sigue…

Notas sobre Jacobus de Cessulis escrita por Brunet
Notas sobre Jacobus de Cessulis

Portada del libro De les costums dels homes i oficis dels noble, de Jacobus de Cessulis
Portada del libro de Jacobus de Cessulis
De les costums dels homes i oficis dels noble


Veamos la introducción con que Josep Brunet comenzaba el libro…

Prólogo de Josep Brunet del libro De les costums dels homes i oficis dels noble
Prólogo de Josep Brunet del
libro de Jacobus de Cessulis


El libro que su promotor, Brunet, cuidó que fuera traducido con todo lujo de detalles, vio la luz el 15 de junio de 1900 en Barcelona, a manos de Massó, Casas, Capó y Cía., en Cdta., en la ronda Universidad, tipografía l’Avenç. Como curiosidad diré que en cierta ocasión leí un escrito -que conservo- del fallecido editor y amigo Ramón Crusi Moré, epd, en el que decía que el precio fue de 16 pesetas, posiblemente una fortuna para la época. que Brunet promovió su traducción al catalán…

Detalle del libro De les costums dels homes i oficis dels noble de Jacobus de Cessulis
Detalle de una de las páginas del libro

El libro del que ahora hablamos, cuya traducción al catalán promovió Brunet, estaba impreso en letra gótica, a dos tintas -como vemos en la imagen anterior- y en papel hilo, con un total de 150 páginas y aseguraba que, para confeccionar el tratado, se sirvió de la consulta de uno de los manuscritos originales que estaba en Madrid -no especifica el lugar- porque era el que estaba en mejor estado de conservación que los otros cuatro existentes en Barcelona, Girona, Sant Cugat del Vallés y Roma. Añadía que los magníficos grabados que acompañaban al texto fueron extraídos de unos facsímiles que hizo Vincent Figgins en 1885, en Londres, terminando diciendo que en 1902 se hizo una nueva edición en Barcelona, basado en el manuscrito de la Catedral de Girona, que fue transcrito por Manuel de Bofarull. Esta última edición constaba de 119 páginas y tuvo un tiraje de 200 ejemplares, al precio de tres pesetas y a seis pesetas los impresos en papel de hilo. Pero también existe una versión, la primera publicada en España -Valladolid-, en 1549, con el título de El juego del ajedrez o dechado de fortuna. Pero algunas de estas consideraciones las podemos ver en las páginas 10 y 11, que forman parte de la introducción del libro de Brunet…

Introducción (1) de Josep Massó del libro De les costums dels homes i oficis dels noble traducido por Brunet
Introducción de Josep Massó i Torrents (1)

Introducción (2) de Josep Massó del libro De les costums dels homes i oficis dels noble traducido por Brunet
Introducción de Josep Massó i Torrents (2)

La siguiente imagen corresponde al editor de la versión inglesa, William Caxton. Caxton cuya fecha de nacimiento se desconoce -entre 1415 y 1422-, falleció en 1492. Hizo un poco de todo: mercader, diplomático, escritor e impresor. Fue él quien instaló la primera imprenta en Inglaterra. Pero el libro que nos ocupa parece ser que fue impreso en Brujas, a donde se había trasladado, una de sus residencias itinerantes; otras fueron entre Flandes, Países Bajos y Alemania. Y fue precisamente en este último país -Colonia- donde aprendió el arte de la impresión. Vincent Figgins (1766/1844), del que se habla al final de la introducción anterior, estableció su propia fábrica de fundición de tipos de imprenta y sus diversos e innovadores diseños tipográficos gozaron de una gran reputación.

William Caxton
William Caxton
con su divisa en la parte inferior

(Foto: Wikipedia)

Divisa de Caxton
Divisa de Caxton, ampliada

Detalles sobre la edición del libro De les costums dels homes i oficis dels noble traducido por Brunet
Detalles sobre la edición del libro

Y en la siguiente imagen podemos ver una versión de una edición italiana de 1829…

Portada de la edición italiana del libro De les costums dels homes i oficis dels noble
Portada de la edición italiana

Antes de terminar ruego que me perdonéis por los errores que haya podido cometer. También debo pedir indulgencia por haber tomado algunos pasajes de la excelente tesis de Alexandre Bataller Català, esperando que sepa disculpar este atrevimiento. Y mi agradecimiento a Sergi Picatoste por las facilidades que me ha dado para obtener información de los libros aludidos, así como copia de algunas de sus páginas.

Y, por último, indicar que la fecha de defunción de Josep Brunet i Bellet la he hallado en el ejemplar de La Veu de Catalunya, del 17 de enero de 1905, edición de la tarde. Y en la edición de la mañana, del día siguiente, 18, existe un largo artículo en el cual se lee que falleció el día anterior. Podemos ver ambas cosas en las siguientes imágenes…

Esquela de Josep Brunet i Bellet fallecido el 17 de enero de 1905
Esquela de Josep Brunet i Bellet
La Veu de Catalunya, 17 de enero 1905


Artículo sobre Josep Brunet i Bellet después de su fallecimiento
Artículo sobre Josep Brunet i Bellet
La Veu de Catalunya, 18 de enero de 1905
(Edición de la mañana)


El amigo Sergi Picatoste me ha pasado tres portadas de otros tantos libros de Josep Brunet i Bellet así como una contraportada donde figuran algunos de los títulos editados por el personaje en cuestión. También figura el precio de venta de cada una de las obras; si nos atenemos a la época en que fueron publicados deberíamos considerar que no se trata de un precio económico y, por tanto, quizás solamente al alcance de las personas bien situadas económicamente. También me ha enviado recientemente una nueva imagen de Josep Brunet i Bellet, que figura en la página 464 del primer volumen del Diccionari Enciclopèdic de la Llenga Catalana, Salvat-1934.

Josep Brunet i Bellet, imagen en el Diccionari Enciclopèdic de la Llenga Catalana
Josep Brunet i Bellet

Tomo 1 de Errors Histórich de Joseph Brunet i Bellet: Enpanya, ni iberos ni fenicis
Errors Histórich de Joseph Brunet i Bellet
Enpanya, ni iberos ni fenicis


Tomo 4 de Errors Histórich de Joseph Brunet i Bellet: Els grecs, els etruscos
Errors Histórich de Joseph Brunet i Bellet
Els grecs, els etruscos


Tomo 6 de Errors Histórich de Joseph Brunet i Bellet: Civilisació arabe
Errors Histórich de Joseph Brunet i Bellet
Civilisació arabe


Contraportada con todos los tomos de Errors Histórich de Joseph Brunet i Bellet
Contraportada con todos los tomos de
Errors Histórich de Joseph Brunet i Bellet


Joaquim Travesset
24 de abril de 2014

dissabte, 12 d’abril de 2014

Escacs o guerra?

ESCACS O GUERRA?



Des del més alt bastió que dominava
el meu exèrcit de blanc guerrers,
un total de setze posicions ocupava
com els negres adversaris llancers.

Enmig hi quedava un llarg congost
d’un espai més o menys semblant,
pensava atacar amb tota la meva host,
per sorpresa, de forma inversemblant.

Pel centre faig córrer els meus peons
de tota la cavalleria ben recolzats,
els alfils ballesters prenen posicions,
entre les torres bessones, ben situats.

La dama, que no s’atrevia a sortir
i vigilava prop del seu blanc rei,
tenia por que em poguessin ferir,
d’això no em salvava cap llei.

Mano situar millor la meva força
elms a punt, atacant ací, davallant allà,
veig que el curs de la batalla es torça;
jo vull vèncer, però el negre vol guanyar.

I així guerrejant una i altra hora,
embravits els exèrcits lluitadors,
tots desfets, ferits, amb la llengua fora,
després de tanta guerra només en quedem dos.

Rei contra rei. Escull contra escull,
de què ens ha servit tanta sagnia?
Tot ho hem perdut! Tot menys l’orgull!
Ja no val plorar. Abans meditar calia.

La gran batalla acabà, sense cuirassa
el rei negre reposava en el blanc,
de bastó en feia servir l’espasa,
ferits ambdós tenien els seus flancs.

Sostenint-se l’un amb l’altre per no caure,
guaitaven l’horitzó, escoltaven els gemecs
i van jurar-se en els fets mai no recaure,
que per fer-ho altra volta haurien d’estar cecs.
 

Joaquim Travesset

dijous, 10 d’abril de 2014

Pere Riera i Riquer, ajedrecista y poeta (Espluguesde Llobregat, 1862 - Barcelona, 1938)

Si Josep Pin i Soler destacaba en el prólogo de su excelente libro Problemes d’Escachs d’autors catalans contemporanis a Josep Brunet y Bellet (1818/1905), como el enamorado del ajedrez más erudito de aquellos tiempos, tampoco cabe la menor duda de que Pere Riera i Riquer también lo fue en su faceta del problema.


Pere Riera i Riquer
Pere Riera i Riquer
(Foto: Historia de la Literatura Catalana, Ed.Ariel-1986)

Pero antes de continuar con esta vertiente ajedrecista de Pere Riera intentemos conocer algo más sobre él: quién era, qué aficiones podía tener además del ajedrez...

Hemos de centrarnos en La Renaixença, el movimiento cultural más importante que vivió Cataluña en los últimos siglos. Un movimiento que extendió la cultura y el arte por todos sus pueblos y ciudades. La música con sus coros y el teatro, que se representaba en todos los escenarios de los barrios, se tornaron en algo familiar.

En 1859 se instauraron los Juegos Florales y, dieciocho años más tarde, algunos miembros de la nueva clase intelectual que surgía en Barcelona y alrededores, que trabajaban como redactores en la revista Eco de Sans, ponían los mimbres para poder realizar los primeros Juegos Florales en Sants, aprovechando su fiesta mayor, Sant Bartomeu.

Pedro Riera i Riquer
Pere Riera i Riquer
(Foto: La Ilustració Catalana)

Jacint Laporta i Mercader
Jacint Laporta i Mercader
(Sants-Barcelona-1854 – Torrelles de Llobregat-1938)
-médico, escritor, historiador y arqueólogo-

(Foto: http://mtvo-lasmentiras.blogspot.com.es)

Dibujo de Jacint Laporta i Mercader
Jacint Laporta i Mercader (dibujo)
(Foto: http://www.elsjocsflorals.cat/historia.htm)

Moneda conmemorativa de Jacint Laporta i Mercader
Jacint Laporta i Mercader
Moneda conmemorativa

(Foto: http://www.ebay.com/itm)

Así, El Eco de Sans, que contaba con las plumas de los poetas Jacint Laporta i Mercader y Pere Riera i Riquer -ya hemos visto más arriba algunas imágenes de ellos-, decidió, a mediados de julio de 1877, llevar adelante dichos Juegos, que inicialmente se trataban solamente de un certamen literario llevado a cabo por la mano de ambos poetas.

L’Ateneu de Sants en 1923
L’Ateneu de Sants en 1923
(Foto: http://www.elsjocsflorals.cat/historia.htm)

Entre 1878 y 1894 los juegos florales los organizó L’Ateneu de Sants y, más adelante, la Lliga de Contribuents y el Círcol de Sants. De su interés y su éxito, destaca el que personajes de la categoría de Àngel Guimerà, Josep M. Folch i Torres, Joaquim Ruyra, Conrad Roure, Bonaventura Bassegoda, Miquel Bleach, Ferran Aguiló o Enric Prat de la Riba, participaran en ellos, bien como escritores o bien como miembros del jurado. Unos Juegos Florales que aún perduran en la actualidad.

Quién tenga interés en conocer algo más sobre ellos puede consultar el siguiente enlace sobre los Juegos Florales.

En la mencionada revista (El Eco de Sans), el 28 de julio de 1877 aparecía la siguiente noticia:
“Esta Redacción ha acordado celebrar un certamen literario catalán el día 24 del próximo agosto, fiesta de San Bartolomé. Tan luego como quede totalmente concluida su organización se anunciará por los periódicos de la capital. Por de pronto podemos manifestar que serán admitidos para optar a los premios todos los géneros literarios.”

Pero no todas las inquietudes de Pere Riera terminaban aquí. Colaboró en la revista Joventut en la cual fue introducido por su amigo Jeroni Zanné y Josep Pin i Soler, otro de sus amigos, se cuidó de ensalzarlo extensamente dentro de sus Sonets d’uns i altres (1904). Publicó también Poesies (1927) y Amor foll, amatent, dolç (1934) y una serie de sus Sonetos fueron recogidos en el nº 87 del cuaderno de Lectura Popular, tal como reza en la siguiente imagen…

Poema de Pere Riera Beatriu surt de casa
Beatriu surt de casa,
soneto de Pere Riera en Lectura Popular


Otros de sus poemas fueron musicados por Antonio Alberdi, y las partituras figuran en el libro Recitados con piano, publicado por Editorial Boileau, cuya portada podéis ver a continuación...

Portada del libro Recitados con piano
Portada del libro “Recitados con piano”

O bien la letra de esta sardana, dedicada a la Virgen de Montserrat, que he encontrado en este enlace.

Sardana: A Montserrat
Autor de la Música: Pérez i Moya, Antoni
Autor de la Letra: Riera i Riquer, Pere

Oh, Montserrat! Oh, Montserrat!
La campana volteja, catalans, bons romeus,
la dolça Moreneta vol l'esguard dels fills seus.
Salve dels catalans Mare i Senyora,
aquí teniu els vostres fills tots plens d'amor.
Vostre poble som, qui us adora.
Salve, tots reclamem vostre favor!
Pugem amunt del cim de Sant Jeroni.
Veurem el patrimoni que farem tan gran com era.
Veurem el Pirineu, la planura, el poblat,
la mar blava i riallera.
Oh, Montserrat! Oh, bell Montserrat!
Salve, adéu-siau Mare i Senyora,
ja tornarem al vostre abric, tots plens d'amor.
Vostre poble som, qui us adora.
Salve! Tots reclamem vostre favor.

Y también este soneto que Riera dedicó a Hostalric...

Poesía a Hostalric de Pere Riera
Poesía a Hostalric
(Imagen: http://elblogdenjaume.blogspot.com.es/)

O este otro soneto, localizado en La Ilustració Artística...

Soneto de Pere Riera i Riquer, A un Amich
A un Amich,
soneto de Pere Riera i Riquer


En definitiva, he querido comentar unas cuantas cosas sobre el personaje, ajenas al ajedrez, para así conocerlo mejor y poder valorar también su implicación por nuestro juego. Un personaje que me recuerda, en cierto modo, a Carles Bosch de la Trinxería, sobre el cual ya hablé con anterioridad, y entre los que existen dos nexos comunes: su gran afición a la literatura y al ajedrez y al problema.

Y ahora sí, es el momento de hablar sobre Ajedrez, no sin antes comentar que encontrar la imagen con la que comienza este artículo me ha costado un tiempo muy considerable de búsqueda. Es decir, de un personaje conocido como Pere Riera i Riquer, no había encontrado absolutamente ninguna imagen en ninguna de las páginas donde se habla de él. Y cuando había decidido prácticamente tirar la toalla, como vulgarmente se dice, apareció la sorpresa en uno de los recovecos de un número de la antiquísima edición de la revista La Ilustració Catalana. Gracias a esta insistencia de no dar por perdida la batalla he obtenido un premio que ya no esperaba. Como diría el amigo Javier Cordero, de la web “Ajedrez de ataque”, esto sería la recuperación de un “tesoro perdido”. Pero lo que son las cosas, cuando tenía terminado el artículo y a raíz de una petición realizada a mi amigo Julio Picatoste, poseedor de una excelente biblioteca de temas generales y entre ellos de Literatura, me ha sorprendido con el hallazgo en el tomo octavo de la Historia de la Literatura Catalana, de Martí de Riquer, Antoni Comas y Joaquim Molas, (Ariel, Barcelona-1986) de una imagen -de mejor calidad que la que yo disponía- de Pere Riera i Riquer, que figura en la página 317, conjuntamente con uno de sus sonetos que hemos visto con anterioridad: “Beatriu surt de casa”.

Pere Riera i Riquer fue un notable problemista. Pedro Cañizares, en su artículo en el blog de la SEPA sobre nuestro personaje, indica que fue el más notable de los compositores que, después de Valentín Marín, debemos a las enseñanzas de Juan Carbó i Batlle y Josep Tolosa i Carreras. He de reconocer que algunos de los problemas que figuran en el pgn adjunto los he tomado de dicho artículo.

Si bien en algún momento indiqué que Riera dejó la poesía del tablero para pasar a la poesía de las letras, tal como dice también Cañizares, y en un primer momento lo manifestaba José Paluzíe en la página 192 (*) de su libro Primer libro del ajedrecista, es de extrañar que en sus composiciones haya un salto en el tiempo pasando prácticamente de 1899 a 1927, según se desprende de las cuatro composiciones que figuran como editadas en la revista Iberia. Resulta un tanto raro que, después de más de veinticinco años sin aparecer ninguna más de sus composiciones, aparecieran las citadas. A no ser que fueran problemas compuestos con anterioridad y que vieron la luz más tarde. Quizás Cañizares podría ampliar más esta cuestión, como también tiene la libertad de ampliar su artículo si en el presente encuentra algún dato y/o imagen que crea interesante de merecerlo.

(*) Voy a copiar unos párrafos de esta misma página donde se hace mención de las andanzas de los problemistas de aquellos años y donde Paluzíe ya intuía la calidad de Riera para el problema:
“…Pocos años después de fundado el Círculo de la plaza Real, repitiéronse las mismas andanzas: disolución del Círculo y peregrinación del grupo selecto de aficionados por distintos cafés de la ciudad, hasta parar en 1891 en el Café Inglés, sito en la calle de Fernando, esquina a la calle Paz de la Enseñanza.”

“Allí concurrían los de siempre: Carbó, Tolosa, Baquero, Escuté, etcétera, y además, algunos novicios, que apenas se atrevían a alternar con los veteranos. Entre aquéllos figuraban dos, que muy pronto dieron extraordinario realce al ajedrez español; son Valentín Marín y Llovet (Barcelona 1872) y Juan Capó González (Palma de Mallorca 1865). El primero es el gran problemista, uno de los mejores con que cuenta hoy día el mundo del ajedrez. Al segundo hay que agradecerle la publicación de la revista “Ruy López” (de 1896 a 1899), la mejor que se ha hecho en España, y la fundación en 1899 de otro Circulo de ajedrez, que fue instalado en el local del Fomento del Trabajo Nacional, plaza de Santa Ana; además, se le debe la organización en dicha revista, el año 1897, del primer concurso de problemas celebrado en España.”

“En este período se dio a conocer un problemista de ingenio excepcional, PEDRO RIERA y RIQUER (Esplugas de Llobregat 1862), quién, después de haber compuesto algunas obras de tal mérito que permitían afirmar que su autor llegaría a la altura de un Marín, renunció a la poesía del tablero para dedicarse a la poesía de las letras catalanas.”

“Casi coincidiendo con la desaparición de la revista «Ruy López», en 1900, vino a establecerse en Barcelona el insigne ajedrecista francés Henri Rinck (Lyon 1870)…”

Josep Pin i Soler -algún día deberemos hablar de él-, que conocía el talento de Pere Riera, no dejó pasar la oportunidad para invitarle a colaborar en la edición de la colección de Problemas de Ajedrez que el primero tenía pensado editar sobre los autores catalanes. Y así fue como vio la luz el libro cuya portada veremos ahora y que, como indica el amigo Josep Alió en su libro sobre Els Escacs a Tarragona, pág. 66, tuvo una larga gestación, lo que fue motivo para que en sucesivos números de la revista Ruy López, se publicara con dos años de antelación cual sería el contenido del mismo y qué compositores formaban parte de dicha recopilación.

Primera página del libro de Josep Pin i Soler de Problemas de Ajedrez
Primera página del libro de Josep Pin i Soler

Josep Pin i Soler de Tarragona
El erudito tarraconés
Josep Pin i Soler


En el citado libro -de una edición muy encomiable- figuran un total de ciento treinta y siete problemas de ajedrez, de mates en dos, tres y cuatro jugadas, desglosados de la siguiente manera:
  • 38 de Valentín Marín i Llovet.
  • 37 de Josep Tolosa i Carreras.
  • 30 de Pere Riera Riquer (*).
  • 10 de Joan Carbó i Batlle .
  • 8 de Josep Paluzíe i Lucena.
  • 3 de Joan Capó González.
  • 2 de Josep-Salvi Fàbregas.
  • 2 de Carles Bosch de la Trinxeria.
  • 2 de Miquel Bosch i Mas.
  • 2 de Esteve Estorch Paulí.
  • 2 de Demetrio Galcerán Cuscó.
  • 1 del Dr. Joan Drudis.

(*) Los problemas de Pere Riera están relacionados en el libro de la siguiente manera:
  • Números 15 al 34, ambos inclusive, 20 problemas de mate en dos jugadas.
  • Números 92 al 100, ambos inclusive, 9 problemas de mate en tres jugadas.
  • Número 131, 1 problema de mate en cuatro jugadas.

Y en el pgn figura anotado en cada partida el número de orden de los problemas que están incluidos en este libro y cuya primera publicación se pudo producir en otras revistas antes de la salida del mismo.

Pero no todo son problemas en dicho libro; Pin i Soler realiza todo un viaje por los inicios del primer milenio, en el que aporta curiosidades e información sobre los primeros vestigios del ajedrez en Cataluña. Veamos alguno de dichos párrafos...

Libro de Pin i Soler sobre problemas de ajedrez, página 18
Parte del texto de la página 18 de dicho libro

Dibujo en el libro de Pin i Soler sobre problemas de ajedrez
Uno de los muchos dibujos que
aparecen en el libro de Pin i Soler


Con el anterior dibujo, uno de los muchos que aparecen en el libro, comienza el segundo capítulo con una alusión al libro de Francesch Vicent, con las siguientes notas que corroboran la existencia del mismo, el conocimiento del autor y el lugar de estampación... pero también donde Pin i Soler teme que nadie de los vivientes debe haberlo leído. El mencionado libro de Francesch Vicent -editado en 1495- parece extraviado para siempre por lo que ha suscitado numeroso interés el poder encontrar un ejemplar. Escribe Pin i Soler que autores posteriores a Francesch Vicent citan el libro con elogios y suponen que, hasta los primeros años de la centuria pasada, existía un ejemplar en el monasterio de Montserrat, pero que contingencias de guerra, aficiones poco escrupulosas en los amantes de los libros, o quizás pura ignorancia, pudieron haber contribuido a que la obra de Vicent siga en paradero desconocido y/o casi imposible de localizar. Quién desee conocer bastantes cosas más de la historia de dicho libro pueden encontrarlas en este enlace.

Libro de Pin i Soler sobre problemas de ajedrez, páginas 27 y 28
Recorte de las páginas 27 y
28 del libro de Pin i Soler


Este problema de mate en dos jugadas de Riera, con el número 15, es el primero de los treinta que se publican de dicho compositor en el citado libro...

Problema de mate en dos de Pere Riera i Riquer
Detalle del problema de mate nº 15
del libro de Pin i Soler

(hacer clic para ampliar la imagen)

Veamos ahora tres de sus problemas en diferentes jugadas de mate.

Riera i Riquer, Pere (Barcelona) - B+ (Mate en 2 jugadas)
La Stratégie París, 01.01.1893

Problema de mate en 2 de Pere Riera i Riquer, 1893
Blancas juegan y dan mate en 2

1.Cc7 Ac6
[1...Ce2 2.Df2#;
1...d5 2.Cc6#;
1...Ch5 2.Cxe6#;
1...Aa8 2.Ag1#;
1...e5 2.Ag1#;
1...Re5 2.Cc6#;
1...Rc5 2.Ag1#;
1...d5 2.Cc6#;
1...Cd5 2.Cxe6#]
2.Ag1# 1-0

Riera i Riquer, Pere (Barcelona) - B+ (Mate en 3 jugadas)
La Ilustració Catalana - problema nº 2 - Barcelona, 31.01.1894

Problema de mate en 3 de Pere Riera i Riquer, 1894
Blancas juegan y dan mate en 3

1.Cxa4 bxa4
[1...Rb3 2.Cc5+ Rc3 3.Da1#;
1...b3 2.Da5 bxa4 (2...b4 3.Cb2#; 2...b2 3.Cc5#) 3.Dc5#;
1...Ce6 2.Cc5#]
2.Dh8 Cf5
[2...b3 3.Df8#]
3.Db2# 1-0

Riera i Riquer, Pere (Barcelona) - B+ (Mate en 4 jugadas)
Revista Ruy López Barcelona, 1896

Problema de mate en 4 de Pere Riera i Riquer, 1896
Blancas juegan y dan mate en 4

1.Ag1 a6
[1...a5 2.Tf3 Rxh4 3.Ae3 Rh5 4.Th3#]
2.Th1 a5 3.Ah2 Rxh4 4.Af4# 1-0

Dibujo en el libro de problemas de mate de Pin i Soler, página 34
Dibujo que figura en la página 34
del libro de Pin i Soler


Es una verdadera lástima que no se disponga de más información sobre Pere Riera i Riquer. Quizás existan más problemas compuestos por él; es muy posible que en periódicos y revistas de aquella época se podrían encontrar algunos más, pero únicamente he podido localizar los 45 que figuran en el pgn que, de todas formas, no es poco.

Esta es la pequeña historia de otro de los personajes que también sumaron a la hora de engrandecer el interés y la pasión por el Ajedrez.

Y antes de terminar, un grabado antiguo...

Partida de ajedrez en la Corte (grabado de Otto Erdmann)
Partida de ajedrez en la Corte
(cuadro de Otto Erdmann)

(Imagen: Ilustración Artística-1882)

Joaquim Travesset
10 de abril de 2014