divendres, 26 d’octubre de 2012

Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935,ajustado triunfo de Salo Flohr

Nuevamente el Club Ajedrez Barcelona, bajo la presidencia de Constantí Llambias Morató, se decidió por la organización de un nuevo Torneo Internacional, con el patrocinio de la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Barcelona y con el beneplácito de las Federaciones Catalana y Española de Ajedrez.


Salomon Flohr de joven
Salomon Flohr, vencedor en Barcelona

El Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935 se jugó del 5 al 15 de junio en los salones del club organizador que, en aquellos días, tenía la sede social en la Rambla de Cataluña, 4, principal, edificio del Teatro Barcelona, tal como reza la portada del folleto de promoción que figura más abajo.

Para ello contó, además, con el impagable esfuerzo de los miembros del Comité Organizador, presididos por Ricardo Guinart Cavallé y con Robert Valls Huguet, Ferran Casasayas Cortada y Josep Sangabriel Gómez, haciendo una verdadera piña.

Como en otras ocasiones, la dirección del torneo fue encomendada a Valentín Marín, quién contó como adjuntos al doctor Esteve Puig y Puig y Josep Cabré. La fotografía que sigue de Valentín Marín es de muchos años antes del Torneo. Pero es una foto prácticamente inédita de un Marín muy joven. Por este motivo he querido incluirla aquí.

El ajedrecista y problemista Valentín Marín
Valentín Marín

También se nombró un Comité de Honor, en el que figuraban nombres ilustrísimos del Ajedrez Español, como Manuel Golmayo, Antonio Garrigosa Ceniceros, Ernest Jaumeandreu, José Paluzie Lucena, Valentín Marín, Esteve Puig y Puig, Josep Maria Bofill y Pitxot, Ferran Bassols, Josep Andreu, Manuel Fernández Balbuena…

Antes de comentar el torneo veamos el cartel anunciador…

Portada del folleto de promoción del Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Portada del folleto de promoción

Y ahora algunas fotografías y dibujos de los participantes

Henry Grob, Sir George A. Thomas y Salo Flohr
Henry Grob, Sir George A. Thomas y Salo Flohr

Sir George A. Thomas, Brian Reilly y Henry Grob
Sir George A. Thomas, Brian Reilly y Henry Grob


Salomon Flohr y George Koltanowski
Salomon Flohr y George Koltanowski

Dr.Vallvé, Cherta, Dr.Ticoulat, Maristany y Ribera
Dr.Vallvé, Cherta, Dr.Ticoulat, Maristany y Ribera,
la representación española


Veamos el cuadro de clasificación que nos dará una imagen rápida de los resultados habidos entre los respectivos jugadores…

Cuadro de  clasificación según la orden del sorteo del Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Cuadro de clasificación según la orden del sorteo

El torneo contó con cinco maestros extranjeros, de reconocida clase, como fueron, Salomon Flohr, Henry Grob, George Koltanowski, sir George Thomas y Brian Reilly. A ellos se unieron los fuertes jugadores del Club Ajedrez Barcelona, Dr. Nicolau Ticoulat, Dr. Josep Vallvé, Ángel Ribera, Pere Cherta y Josep Maristany.

No hace falta presentar a Flohr. Ya lo hicimos con detalle en el artículo que comentamos sobre el I Torneo Internacional de Roses-1935.

Antes de jugarse la penúltima ronda, George Koltanowski era el líder invicto. Había ganado todas las partidas. Pero en dicha ronda tenía que enfrentarse a Flohr, que llevaba un punto perdido, por sus empates con Grob y Ribera, y perdió. Y no solamente perdió la partida, sino que también perdió el desempate por el Sonneborn-Berger.

George Koltanowski fue un gran jugador que alcanzó el récord de más partidas simultáneas jugadas a la ciega en la misma jornada. También consiguió el récord de simultáneas contra 160 tableros, con el resultado de +137 =15 -8, en doce horas. Campeón de Bélgica a los veinte años. Un año antes, el 19 de marzo de 1934, jugó a ciegas, conjuntamente con Alexander Alekhine, y de forma alternativa contra seis tableros, ocupados por cuatro jugadores en consulta, con el resultado de +3 =2 -1. Fue tercero en el Torneo Internacional de Sitges 1934 y primero ex aequo en el de Barcelona 1934, con Lilienthal y Tartakower.

Alekhine y Koltanowski en una exhibición de partidas de ajedrez a ciegas
Aquí tenemos a Alekhine y Koltanowski en las ciegas
a dúo que decíamos, antes del “pitido” inicial


¿Qué podemos decir de sir George Alan Thomas que no se haya dicho? Pues, sencillamente, era una figura en el concierto de Inglaterra. Vencedor del primer premio en el Torneo de Hastings 1934/35, superando a los mejores jugadores del momento: Euwe, Flohr, Botvinnik, Lilienthal y venciendo a Capablanca. Casi nada.

De Henry Grob ya hemos hablado en determinadas ocasiones y del irlandés Brian Patrick Reilly, diremos que fue un muy buen ajedrecista. De hecho había nacido en Menton (Francia) y falleció en Hastings. Venció en el torneo internacional de Niza del 1931, aventajando a Baratz, Rosselli del Turco, sir G.Thomas, Znosko-Borovski, Noteboom, Mieses, Vaida…

Así, pues, si miramos la clasificación final, los cinco maestros extranjeros ocuparon los primeros lugares. Grob muy bien, alcanzando tablas con Flohr. Y sir George Thomas un poquito por debajo de lo que se esperaba de él. Perdió solamente contra los dos primeros.

De los españoles, el mejor Maristany. Pero fue Ángel Ribera el que consiguió mejor porcentaje con los jugadores extranjeros, empezando el torneo con dos tablas consecutivas, frente a Grob y Flohr, que podían haber supuesto un aliciente en futuras rondas, pero no fue así. Lástima que el doctor Ticoulat no pudiera estrenarse.

Recorte de prensa sobre el inicio del Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Recorte de prensa sobre el inicio del torneo

Para que nos demos cuenta de cual era el ambiente que se respiraba en la sala de juego, lo mejor es ver las imágenes que siguen…

Sala de juego del Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Barcelona-1935: aspecto general de la sala de juego, bien animada

Sala de juego y banderas del Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Otro aspecto de la sala, con las banderas de los países de los participantes

Partida de ajedrez Flohr-Koltanowski en el Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Flohr-Koltanowski, una partida decisiva…
y en segundo término Ribera-Ticoulat


Salo Flohr jugando ajedrez en el Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Salo Flohr en una de sus partidas, rodeado de espectadores,
parece la misma partida Flohr-Koltanowski, desde otro ángulo


Salo Flohr pensativo en el Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Dos aspectos de la sala de juego, con Salo Flohr pensativo

Partida George Thomas-Henri Grob en el Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Partida de ajedrez George Thomas-Henri Grob
Los directores del torneo, Josep Cabré, Dr.Puig y Puig y Valentín Marín,
interesados en el desenlace de la partida

Reilly-Dr.Vallvé y al fondo Cherta-Maristany en el Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Partidas Reilly-Dr.Vallvé y al fondo Cherta-Maristany

A continuación, una copia de una de las planillas originales del certamen...

Planilla original de la partida Ribera-Maristany en el Torneo Internacional de Ajedrez Barcelona 1935
Planilla original de la partida Ribera-Maristany

Y poca cosa más podemos añadir. Bueno, sí, diremos que el vencedor se embolsó la fabulosa suma de 500 pesetas. Lo que hoy en día serían 3 euros. Todo un capital. ¡¡Cómo en la actualidad!!

Adjuntamos pgn con las partidas del torneo.

Visita de los ajedrecistas argentinos

Algunas semanas después del Torneo de Barcelona se dejaron ver por la ciudad los excelentes jugadores argentinos Roberto Grau, Jacobo Bolbochán, Isaías Pleci y Carlos Hugo Maderna. Esta inesperada visita fue atendida debidamente por los responsables del Club Ajedrez Barcelona, encabezados por Doménech, Cherta y Maristany. Inesperada por cuanto no debía jugarse ningún torneo en Barcelona y del que hemos hablado, ya había finalizado.

En mi archivo fotográfico he encontrado la fotografía que sigue, que da fe de este encuentro.

¿Dónde podían dirigirse los jugadores argentinos? La única respuesta que se me ocurre es que estaban de paso por nuestra ciudad, camino de Varsovia, donde debía disputarse la Olimpíada de Ajedrez del 16 al 31 de agosto de 1935.

Con respecto a dicha Olimpíada debemos decir que no estuvo presente ninguna representación de España y que Jacobo Bolbochán obtuvo una excelente actuación, con medalla de bronce incluida. La única partida que perdió, como podréis observar en el cuadro individual, fue ante Lilienthal... que consiguió la medalla de oro.

Resultados de los jugadores argentinos en la Olimpíada de Ajedrez de Varsovia 1935
Resultados de los jugadores argentinos

Argentina jugó, sin reservas y con equipo fijo, con los cuatro ajedrecistas indicados... que son los cuatro de la fotografía. ¿Dónde estaba Miguel Najdorf? Najdorf aún defendía los colores de Polonia... pero perdió ante Pleci.

Ajedrecistas españoles y argentinos en el Puerto de Barcelona en 1935
Puerto de Barcelona en 1935
Entre estas personas distingo a: Cherta, Vila, Simon,
Maristany, Doménech, Bolbochán, Grau, Maderna y Pleci.
¿Qué hacían en Barcelona los jugadores argentinos?


Clasificación final de la Olimpíada de Ajedrez de Varsovia 1935
Clasificación final de la Olimpíada de Varsovia

El éxito de los Estados Unidos se debió a Arthur Dake que logró 15½ sobre 18 posibles, siendo la suya la mejor actuación individual. Curiosamente quizás él haya sido polaco de origen, ya que su nombre verdadero era Artur Darkowski y… si es así… entendemos que se negara a jugar contra Polonia.

Bien. Empezamos con un torneo en Barcelona y terminamos en Polonia. No parece un final demasiado ortodoxo, hablando en términos ajedrecistas, pero no podía dejar pasar la agradable visita de estos cuatro maestros argentinos.

En definitiva, un festival ajedrecístico más para fomentar y divulgar Nuestro Juego.

Joaquim Travesset
26 Octubre 2012

divendres, 19 d’octubre de 2012

Miquel Albareda Creus (Sabadell, 20 febrero 1919 - 13abril 2012), cuatro páginas de su vida

La foto de Miquel Albareda Creus que podéis ver a continuación tiene su historia. Me explicaré:


Miquel Albareda Creus, en 1961
Miquel Albareda Creus, en 1961

Corría el año 1961 y se disputaba en Barcelona un match muy interesante entre las selecciones de España y Suiza, sobre el cual ya comentamos en su día los pormenores. Entonces yo era un joven aficionado al ajedrez y este acontecimiento, al jugarse cerca de casa, me tenía entusiasmado. Era el momento de poder ver, en carne y huesos, a los maestros que uno siempre ha deseado contemplar, para admirar de cerca el desarrollo de su juego.

Y así fue como, cogiendo mi vieja y humilde Retinette, fui al local de la Unió Gracienca d’Escacs, para tratar de no perderme ni un solo detalle de todo lo que pasaba en las partidas. Una de las fotografías que conseguí realizar fue la de Miquel Albareda. Fotografía que prácticamente se ha pasado durmiendo en mi álbum más de cincuenta años.

Hace poco más de medio año que nos dejó una de las figuras más grandes que ha tenido el ajedrez catalán y español, no profesional, de las últimas décadas: Miquel Albareda. Fue un extraordinario y talentoso jugador y nadie sabe adonde hubiera llegado si hubiera podido dedicarse y prodigarse con más regularidad al ajedrez donde, con toda seguridad, hubiera demostrado sus magníficas facultades. Fue, también, uno de los mejores jugadores por correspondencia que ha tenido España. Y quién le conocía en persona sabía que todos estos calificativos se quedaban pequeños cuando se referían a su calidad humana. Hombre sencillo, amable, modesto y tranquilo. Nunca permitía los elogios a sus actuaciones, quitando mérito a compartir un primer premio, como en este caso, en un gran torneo nacional, aunque hubiera vencido a cualificados jugadores.

Parece ser que su afición comenzó por el año 1940, participando en torneos locales en Sabadell. Al cabo de tres años conquistó el primer campeonato de Cataluña. Y en 1945 el subcampeonato de España. Por dificultades de desplazamiento tuvo que renunciar, en determinadas ocasiones, a su participación en diversos torneos. Prácticamente limitaba su participación a las épocas estivales, donde podía aplicar mejor su tiempo vacacional. En la época de la que estamos hablando, tuvo que renunciar a los torneos de Gijón-1947 (que ganaron F. J. Pérez y Prins, ex aequo) y Avilés-1947 (con victoria destacada de Francisco José Pérez). Y, aunque parezca increíble, también tuvo que renunciar a la final del Campeonato de Cataluña individual de 1947 –el mismo año que comentamos en este artículo-, por dificultades en los desplazamientos, cuando se llevaban jugadas dos rondas y había conseguido dos victorias; una de ellas sobre Antonio Medina, quién a la postre sería el vencedor.

No creo que exista nadie que nunca haya tenido ni el más mínimo roce con él.

Le conocí en la plenitud de su juego, cuando era el mejor tablero que tenía el Club Ajedrez Barcelona. Y también con posterioridad, cuando ya prácticamente estaba retirado del ajedrez activo, pero que aún solía acudir al Club Ajedrez Sabadell, los domingos, cuando se jugaba el campeonato de Cataluña por equipos, para seguir el desarrollo de las partidas y, creo yo, para saludar a todos los visitantes, conocidos suyos de tantos años, y cambiar unas cuantas palabras en recuerdo de sus viejos tiempos.

No pretendo aquí hacer una biografía de Albareda, puesto que ni tengo todo el conocimiento que haría falta, ni tampoco la información que sería precisa. Mi único objetivo es sacar a la luz un poco de su persona y comentar algunos de sus triunfos, que fueron muchos, como ocho campeonatos de Cataluña, por poner un ejemplo.

Me conformo con exponer unas breves páginas o un par de momentos de su vida. El primero de ellos, su gran triunfo en el Torneo de Ajedrez de Almería 1947, ante una pléyade de grandes jugadores españoles, como podréis ver en el cuadro de clasificación que sigue más adelante. No sé si éste fue el mayor éxito de su carrera pero sí que, con toda seguridad, fue el éxito de su constante regularidad, que le llevó a obtener victorias sobre cualificados grandes maestros. Recuerdo que en mis conversaciones con Ángel Ribera sobre Albareda, aquél me comentaba que cuando éste perdía una partida en el campeonato social del Club Ajedrez Barcelona… ¡Era Fiesta Mayor! Ello quería decir que resultaba muy complicado para todos los componentes del club alzarse con la victoria cuando se enfrentaban a Albareda. Y, lógicamente, cuando alguna vez perdía una partida, era para que repicasen las campanas de la catedral, que las tenían a trescientos metros.

Miquel Albareda nunca fue amante de empaparse de libros y de aperturas. En cierta ocasión que le preguntaron confesó que no había seguido ningún tipo especial de plan. Que únicamente en sus comienzos utilizó un solo libro de partidas, para luego seguir reproduciendo las propias y otras de grandes maestros… y aguzando el ingenio. Consecuentemente, su juego era sencillo, seguro, sin complicaciones, pero de una gran efectividad no exenta de belleza, con el indiscutible mérito de no ser producto de laboratorio.

El segundo, su match contra el doctor Ramón Rey Ardid, otro de los grandes jugadores españoles de todos los tiempos, que hablaremos más adelante y que se había jugado unas semanas antes.

Clasificación por orden de puntuación del Torneo de Ajedrez de Almería 1947
Clasificación por orden de puntuación

Clasificación según el orden del sorteo del Torneo de Ajedrez de Almería 1947
Clasificación según el orden del sorteo

Por lo que se puede observar en los cuadros de clasificación, Miquel Albareda –que solamente perdió ante Golmayo- venció por mayor coeficiente de desempate. Había empatado con Pomar, pero venció a otros dos que serían grandes, como eran Medina y Torán.

Hemos hecho una selección de partidas de Albareda que se hallan en el pgn adjunto, de las cuales, seis de las últimas corresponden a las cuatro primeras del match con el doctor Rey Ardid y las otras dos al torneo de Almería.

Manuel Golmayo, que fue el único que le venció, hizo unos comentarios en Ajedrez Español en los que decía:
“… el torneo confirmó la gran clase de Albareda, quién coronó su reciente y rotundo triunfo sobre Rey Ardid, saliendo vencedor también en esta dura prueba…”

Dos años antes, en 1945, había finalizado en la vecina ciudad de Tarrasa otro torneo interesante. Albareda solamente pudo ser segundo, por mejor desempate con Francisco José Pérez, pero tuvo el torneo en su mano. Siempre se dice que no hay enemigo pequeño y, en la misma ronda, la sexta, Albareda y el campeón aragonés –un excelente jugador por correspondencia- Santiago Martínez Mocete, perdían contra Ubach y Morera. Albareda venía de perder la ronda anterior con Medina, en una partida que tuvo en franquicia –intentaremos analizarla, ver pgn- y esto, seguramente, le tuvo preocupado, pero que no empaña la limpia victoria de Ubach. En dicha ronda sexta, Solá venció a Massó, al presentarse éste media hora tarde en la reanudación, en un error de información o de interpretación, y perdió al rebasar en tres segundos –como dicen las crónicas (?)- la hora exacta. Solá no tuvo campasión y se apuntó su única victoria. Así podemos ver que en aquella época ya había quién especulaba con el reloj. Hay cosas que no cambian.

Los ajedrecistas Agustí Massó y Francisco José Pérez
Agustí Massó y Francisco José Pérez

Clasificación final por puntuación del Torneo de Ajedrez de Tarrasa 1945
Clasificación final por puntuación

Clasificación final por orden de sorteo inicial del Torneo de Ajedrez de Tarrasa 1945
Clasificación final por orden de sorteo inicial

Y ahora sí, vamos a hablar del match Dr. Rey - Albareda.

Entre los días 31 de julio al 5 de agosto de 1947 tuvo lugar un match a seis partidas entre el doctor Ramón Rey Ardid y Miquel Albareda. El match despertaba un gran interés, dada la calidad del maestro aragonés, que, por cierto, llevaba un tiempo retirado del ajedrez activo, por propia voluntad, y el auge del maestro catalán Miquel Albareda.

¿Cuál fue el motivo de disputar este match? El propio Miquel Albareda lo explicaba en su día al inolvidable amigo Jordi Puig Laborda, periodista y cronista de la revista Destino y que, con los años, fue el presidente de la Asociación Mundial de Periodistas de Ajedrez, con más o menos estas palabras:
“La ciudad de Sabadell tenía por costumbre organizar cada año un torneo de una cierta envergadura con motivo de su Fiesta Mayor. Pero en esta ocasión no pudo ser, debido a que la mayoría de los mejores jugadores españoles estaban disputando el de Avilés. Así que sus amigos de Sabadell intentaron compensar la falta de un torneo con la posibilidad de este match con el doctor Rey Ardid, pero sin que ello pareciera un desafío para justificar la fuerza del uno sobre el otro.”

Las cuatro primeras partidas debían disputarse en Sabadell y las dos restantes en Sitges. Albareda ganó las tres primeras y terminaron en tablas las otras tres, con lo que el match estaba prácticamente decidido. Albareda demostró su mejor forma en la primera y tercera partidas, mientras que en la segunda la ventaja fue de Rey, que dejó pasar momentos oportunos para mejorar el resultado. Quizás la falta de competir del doctor Rey mantenía latente la incógnita de saber si podría hacer frente a su rival, máxime teniendo en cuenta que, al revés del doctor Rey, Albareda no era un especialista en matchs individuales.

Dibujo y foto del Doctor Ramón Rey Ardid
Doctor Ramón Rey Ardid

Dibujo y foto de Miquel Albareda Creus
Miquel Albareda Creus

En unos comentarios en Ajedrez Español, Rafael Llorens decía:
“La cuarta partida, terminada en tablas, tuvo varias alternativas, y pasó por un momento crítico en que el negro (Albareda) pudo haber decidido la lucha en su favor mediante una maniobra tan profunda como efectiva.”

Y antes también había comentado que:
“… si bien no creemos que sea prudente sacar conclusiones definitivas del contundente resultado alcanzado por Albareda, que ganó las tres primeras partidas, entablando las restantes.”

Seguramente estas últimas líneas se debían a que Llorens presumía de que el doctor Rey Ardid no estaba preparado concienzudamente, al estar apartado del ajedrez activo.

Veamos ahora algunas fotografías de Miquel Albareda… la primera de ellas corresponde al II Torneo Nacional de La Pobla de Lillet, con todos los participantes y a los que él consideraba también sus amigos.

Ajedrecistas participantes en el II Torneo Nacional de La Pobla de Lille 1956
II Torneo Nacional de La Pobla de Lille 1956
Miquel Albareda, flanqueado a su derecha por García-Orús y Pere Puig
A su izquierda, Ángel Ribera, Matías de Llorens y Bas
Arrodillados: General Soler, Barnola, Ridameya, Vilas,
Vila-Sala-Sánchez y Franquesa

Partida de ajedrez Miquel Albareda contra Román Bordell, La Pobla de Lillet 1958
Otra excelente foto de Miquel Albareda, jugando contra Román Bordell
IV Torneo Nacional de La Pobla de Lillet 1958
(fotos de La Pobla de Lillet cedidas por los amigos
Joan Barnola y Alejandro Melchor)

Miquel Albareda Creus pensativo
Un pensativo Miquel Albareda Creus

Foto de carné de Miquel Albareda Creus
Foto de carné de Miquel Albareda Creus

Miquel Albareda Creus frente al tablero de ajedrez
Miquel Albareda Creus frente al tablero

Miembros del Club Ajedrez  Barcelona
Albareda en el centro de la imagen, entre Llorens y Medina,
con algunos de sus compañeros del Club Ajedrez Barcelona

Y una curiosidad: detrás de todos ellos, situado en lugar preferente,
un excelente cuadro de la Sociedad Española de Problemistas de Ajedrez,
que tanto apreciaban los consocios del Club Ajedrez Barcelona, Dr.Esteve Puig
i Puig, José Mandil, Francisco Vivas, Henri Rinck y Joaquim Gil, entre otros.

Defendió a España en numerosas ocasiones en la Copa de Europa (trofeo Clara Benedict), contra otras selecciones nacionales, así como en la olimpíada de Munich de 1958.

Miquel Albareda recibió hace unos pocos años de manos del Presidente de la Generalitat de Catalunya la placa de Forjador de la Historia Deportiva de Catalunya.

Con ocasión de jugarse en Sabadell el Campeonato Nacional de España del 2007, la Federación Española de Ajedrez le rindió un emotivo homenaje.
Y el pasado año 2011, durante la Festa Catalana dels Escacs, recibió la insignia de oro de la Federación Catalana de Ajedrez.

También el 13 de diciembre de 1959, el Club Ajedrez Barcelona, al celebrar Las fiestas del 37º aniversario de su fundación, hizo un homenaje a Albareda, y el consocio del club, don Víctor A. Iturrioz, le dedicó el siguiente soneto…

A MIGUEL ALBAREDA
Eximio ajedrecista

(Sumándose al homenaje que, esta moche,
le tributa el Club de Ajedrez Barcelona)

Es ciencia el Ajedrez, arte y deporte;
cautiva con su hechizo al que lo juega
y estudio y trato y afición le entrega
en cotidiano afán. De Reyes Corte
atrae y ennoblece con su porte.
En honda, limpia admiración anega
al que, sin miedo, por su mar navega
con sólo Tiempo-Espacio como Norte.
Es ciencia el Ajedrez y, tú, Maestro;
modesta sencillez, tu recio escudo;
tu Idea-Posición, lucha valiente.
Cien veces Campeón, a la par diestro
en decir que en hacer, hoy te saludo
y brindo en tu loor mi copa ardiente.

Estoy seguro que Miquel Albareda merecía un artículo más extenso, más completo. Lamento sinceramente que mis condicionantes informativos no me permitan extenderme más, como era mi deseo. Tampoco deseaba hacer un artículo demasiado largo. De todas formas, estoy convencido que con lo poco que hemos hablado de él, todo el mundo habrá comprobado que fue un jugador de una categoría excepcional. Pero antes de terminar me gustaría incluir una simpática entrevista que, en 1954, le hicieron en el Club Ajedrez Barcelona, a la que él respondió de forma magnífica. Veámosla tal como se publicó… así nos daremos cuenta de quién era realmente Miquel Albareda Creus.

Entrevista a Miquel Albareda Creus 1

Entrevista a Miquel Albareda Creus 2
Entrevista a Miquel Albareda Creus

Vaya mi respeto y admiración hacia un hombre que respiraba Ajedrez por los cuatro costados.

Joaquim Travesset
19 de Octubre de 2012

divendres, 12 d’octubre de 2012

II Torneo Internacional de Ajedrez de Sitges 1949,brillante triunfo de Arturito Pomar

Una vez más, en este marco incomparable de la Costa Dorada, donde las olas del mar juegan con la arena, se jugó un Torneo Internacional, que los más antiguos del lugar rememoraron con la misma ilusión que, años antes, habían celebrado aquel excelente Torneo Internacional de Sitges de 1934. Es decir, rejuvenecieron quince años.


Arturito Pomar frente al tablero de ajedrez
Arturito Pomar, el vencedor del torneo

El torneo contó con cuatro figuras extranjeras. Por un lado el doctor Bernstein (que terminó segundo por peor Sonneborn-Berger), un gran maestro nacido un Zhitomir, Ucrania, el 2 de octubre de 1882, y que muy joven se trasladó a Moscú. Sufrió los desastres de dos grandes guerras, que soportó con una calma psicológica admirable. A comienzos del 1900 consiguió notables resultados: en 1903 segundo tras Chigorín en el torneo de todas las Rusias, en 1906 primero con Schlechter en Estocolmo, en 1907 primero con Rubinstein en el torneo de maestros de Ostende, en 1912 segundo con Rubinstein en el torneo de Vilna, por delante de Alekhine y Nimzowitch... y así una larga lista de éxitos, aunque sus compromisos profesionales –era abogado financiero- le impidieron dedicarse con mayor atención. En 1920 se trasladó a París y se nacionalizó francés. Empató un match de entrenamiento con Alekhine: +1 -1 =2.

Claude Hugot, uno de los componentes de la selección de París que se enfrentó a la de Barcelona, en 1949, no estuvo afortunado. Lo podemos ver en la foto de grupo que figura más abajo, recién conquistado el título de campeón de Francia.

Chantal Chaudé de Silans, nacida el 9 de marzo de 1919 fue, quizás, la maestra internacional más eficiente de Francia. Terminó en quinto lugar en el campeonato mundial que se celebró en Moscú en 1949, de entre un total de dieciséis formidables ajedrecistas femeninas. En 1961 ganó el Zonal Femenino que se celebró en Ámsterdam. Obtuvo victorias contra notables ajedrecistas del otro sexo, entre ellos Grob y Pomar; a este último en el torneo del que estamos hablando. Su presencia en este torneo vino a dar un interés especial al mismo. No era una cosa corriente ver a una señora jugando contra los hombres y mucho menos comprobar la solvencia con que solventaba sus compromisos, mostrando calidad y estilo. Madame Chantal, de 30 años, y con cuatro hijos, demostró que poseía unas buenas cualidades para el desarrollo de sus inquietudes ajedrecistas. Además de Pomar, Hugot, el campeón de Francia, también tuvo que inclinar el rey ante esta dama admirable y simpática. Fue campeona femenina de Francia con 17 años.

Maurice Raizman, era otro de los primeros tableros franceses, que obtuvo muy buen resultado en el enfrentamiento del match por equipos París-Barcelona, que se había jugado unos días antes en la Ciudad Condal -tal como ya comentábamos en el artículo sobre el Encuentro París-Barcelona 1949-, formando equipo con Bernstein y Hugot, entre otros, que también se desplazarían hasta Sitges. Aquí perdió contra los cuatro primeros.

Con respecto a los resultados obtenidos por los cuatro jugadores franceses, se salvaron Bernstein –muy bien- y la señora Chantal de Silans, que dejó constancia de su clase. Flojos Hugot y Raizman, de quiénes se esperaba más, tal como hemos dicho antes.

Partida de ajedrez Chantal Chaudé de Silans contra Henry Grob
Foto de Chantal Chaudé de Silans, enfrentada a Henry Grob

Veamos la fotografía de todos ellos después de ver unas caricaturas, así como un precioso dibujo que Henry Grob le hizo a Chantal de Silans.

Caricaturas de Dr. Ossip Bernstein, Claude Hugot y Maurice Raizman, y dibujo de Chantal de Silans
Caricaturas del Dr. Ossip Bernstein, Claude Hugot y Maurice Raizman,
y dibujo de Chantal de Silans (hecho por Henry Grob)


Fotografías de Dr. Ossip Bernstein, Claude Hugot Chantal de Silans y Maurice Raizman
Dr. Ossip Bernstein, Claude Hugot, Chantal de Silans y Maurice Raizman

Maurice Raizman frente al tablero de ajedrez
Maurice Raizman

Chantal Chaudé de Silans frente al tablero de ajedrez
Chantal Chaudé de Silans

Participantes en el Campeonato de Ajedrez de Francia 1949
Participantes en el Campeonato de Ajedrez de Francia 1949, Besançon
Aquí podemos ver a algunos de los que participaron en Sitges 1949 (de izq. a dch.)
Arriba: Hugot –campeón de Francia-, Nora, Fredouille, Kelling y Boutteville.
Sentados: Catozzi, Gibaud, Chantal Chaudé de Silans, Daniel y Pinson.

Dibujo del Casino Prado Suburense
Dibujo del Casino Prado Suburense, sede del Club Ajedrez Sitges,
donde se jugó el II Torneo Internacional de Ajedrez de Sitges 1949


Cartel del II Torneo Internacional de Ajedrez de Sitges 1949
Cartel anunciador del II Torneo Internacional de Ajedrez de Sitges 1949

Y antes de pasar al comentario sobre los jugadores españoles que completaron el cartel, veamos la puntuación final del mismo que, de entrada, nos dará una visión más rápida de los resultados entre las confrontaciones. En primer lugar incluimos la clasificación por orden de puntuación...

Clasificación del II Torneo Internacional de Ajedrez de Sitges 1949
Clasificación del II Torneo Internacional de Ajedrez de Sitges 1949

Y la misma clasificación final, pero por el orden del sorteo inicial

Cuadro de rondas del II Torneo Internacional de Ajedrez de Sitges 1949
Cuadro de rondas del II Torneo Internacional de Ajedrez de Sitges 1949

Una vez más debo mostrar mi extrañeza en el desarrollo de un torneo con número impar de participantes. Sigo con la opinión de que hubiera sido mejor incluir uno más, dejarlo en número par, y evitar el descanso de un jugador en cada ronda. Con la gran cantidad de buenos jugadores que siempre han existido en la Peña de Ajedrez del Prado Suburense de Sitges, no hubiera sido ninguna rémora incluir a uno más de sus militantes. Ya hemos visto más arriba los dos buenos resultados obtenidos por Almiñana ante Hugot y Bernstein. Siempre suelen producirse sorpresas.

Arturito Pomar
Arturito Pomar

Firma de Arturito Pomar
Firma de Arturito Pomar

Y ahora sí, hablemos un poco de los jugadores españoles, comenzando por Arturito Pomar. Aquí Pomar tenía 18 años. Había nacido el 1 de septiembre de 1931, en Palma de Mallorca, habiendo quedado campeón balear en 1944. En el torneo de Gijón-1944 hizo tablas con Alekhine, nada menos que el campeón mundial. En 1945, ya residiendo en Madrid, quedó campeón de Castilla y, un año más tarde, de España. Antes de jugar el de Sitges-1949 había actuado en los torneos internacionales de Madrid-1943, Londres-1946, Barcelona-1946 y en los encuentros contra las selecciones de Portugal y Argentina. La situación que vivía el país en aquella época, y el rendimiento que querían sacar de él los que le aconsejaban, fue perjudicial para su carrera ajedrecística. Alguna vez oí un comentario que decía que si Pomar hubiera nacido en Rusia habría sido un gran campeón. En total ha publicado cuatro libros; el último de ellos creo que fue Las pequeñas ventajas en el final, uno de los temas que más le gustaba y dominaba y donde se desenvolvía con soltura, ya desde muy joven, como lo prueba la partida que seguirá, jugada contra Bernstein.

Para nosotros, los españoles, siempre será nuestro primer GM y el que posibilitó que se hablara de AJEDREZ por todos los sitios. Hace poco que la Generalitat de Catalunya le otorgó la Medalla de Forjador de la Historia Deportiva de Cataluña. Mi más sincero recuerdo para una gran persona, sencilla y educada, además de un gran jugador.

A continuación tenemos la fotografía del resto del elenco.

Los ajedrecistas Antonio Medina, Pere Cherta, Eduardo de Rafael, Antonio Almiñana, Jaume Lladó y Antonio Marcet
Antonio Medina, Pere Cherta, Eduardo de Rafael,
Antonio Almiñana, Jaume Lladó y Antonio Marcet


Antonio Medina, el gran campeón español que, por cierto, acababa de ganar por cuarta vez el Campeonato de España de Ajedrez, desbancando a Francisco José Pérez, obtuvo una muy buena clasificación. Unas únicas tablas indican que siempre salió a ganar, como en él era costumbre.

Dibujos de Pomar y Medina
Dibujos de Pomar y Medina

Pere Cherta, excampeón de Cataluña y uno de los puntales del Club Ajedrez Barcelona, conjuntamente con el doctor Eduardo de Rafael, alcanzaron resultados dispares, pero muy bueno para el primero de ellos. Lladó, ya recuperado del descalabro que tuvo en el match Barcelona-París, volvió a ser el de siempre. Marcet y Almiñana, ambos del club local, se estrenaron en un torneo de esta categoría. Su falta de experiencia les privó de mejores resultados. Aún así, Almiñana, como ya hemos dicho, produjo un par de sorpresas agradables.

Partida de ajedrez Medina contra Lladó en 19967
Dos grandes campeones: Medina y Lladó, en 1967, unos cuantos
años más tarde, pero luchando con el mismo coraje.


Cabe añadir que la última ronda se jugó en horario de mañana y las aplazadas por la tarde, con objeto de que no hubiera ningún problema para celebrar el banquete de clausura, que debía celebrarse por la noche.

El banquete fue muy concurrido. La presidencia la ocupó el Iltre. Alcalde de Sitges, don Julio Martínez, quien tuvo a su derecha a Madame Chaudé de Silans y el Dr. Bernstein. A su izquierda figuraba su esposa y el presidente del Casino Prado Suburense, Sr. Barrachina.

Durante el acto hubo diversos discursos a cargo de las personalidades asistentes, continuando el del señor Torelló, presidente de la Sección de Ajedrez del Prado Suburense y para cerrar el evento el Alcalde de Sitges, señor Martínez, también pronunció unas palabras.

Veamos como se desarrolló la partida entre los dos principales protagonistas…

Partida de ajedrez Benrstein contra Pomar, 1949
Pomar frente al Dr. Ossip Bernstein, en pleno comentario

Bernstein, Dr.Ossip - Pomar Salamanca, Arturo [B02]
Torneo Internacional de Sitges (2) 06-11-1949

1.e4 Cf6 2.e5 Cd5 3.c4 Cb6 4.c5 Cd5 5.Cc3 Cxc3 6.dxc3 e6 7.Dg4 [7.Ad3 era otra alternativa, que ya había jugado Alekhine contra Engholm.] 7...Cc6 8.Ag5 h5! [‹8...Cxe5 9.Dh5+/= ] 9.Dh4?! [9.Df4 Ae7 10.Cf3 Axg5 11.Cxg5 f6= ; >=9.Axd8 hxg4 10.Axc7 Axc5 11.Ae2= ] 9...Ae7 10.Axe7 Dxe7 11.Dxe7+ Rxe7 (ver diagrama)

Posición de la partida de ajedrez Benrstein contra Pomar, 1949, 11... Rxe7
Posición después de 11... Rxe7

El negro no tiene ningún problema y su estructura de peones es mucho mejor. 12.Cf3 b6 13.Ab5 Ab7 14.cxb6 axb6 Con sencillez, Pomar va mejorando su posición. 15.0-0 Aa6 [15...Ca7 16.Ae2 Ad5 era otra posibilidad.] 16.Axc6?! [>=16.a4= ] 16...dxc6 17.Tfd1?! Esto no puede ser bueno. La estructura de peones blancos quedará muy debilitada. 17...Ae2! 18.Td2 Axf3 19.gxf3 Thd8 (ver diagrama)

Posición de la partida de ajedrez Benrstein contra Pomar, 1949, 19... Thd8
Posición después de 19... Thd8

[19...g5!? Esta parecía mejor, pero Pomar sigue con su idea.] 20.Txd8 Txd8 21.a4 Td5 22.f4 Rd7! 23.b4 Rc8 24.a5 Rb7 Ya tenemos al rey negro donde más se le necesitaba, mientras que el blanco está en la lejanía. 25.a6+ [>=25.Rf1 ] 25...Ra7 26.Rf1 Td3 [26...b5 para seguir con b5, era mejor.] 27.Re2 Txc3 28.Td1 No hay otra alternativa. El blanco no puede estar esperando. 28...Tc4 29.Re3 Tc3+ 30.Re2 No hay otra 30...Rxa6 La ventaja es considerable. 31.Td7 c5! 32.b5+? [>=32.bxc5 pero tampoco solucionará nada.] 32...Rxb5 33.Txf7 Rc6! 34.Te7 [34.Rd2 Th3-+ ] 34...Rd5 35.f3 b5 36.Txc7 b4 37.Td7+ Rc4 38.f5 exf5 39.f4 [39.e6 ] 39...b3 40.Tb7 (ver diagrama)

Posición de la partida de ajedrez Benrstein contra Pomar, 1949, 40. Tb7
Posición después de 40. Tb7

40...Rd5 [Pomar no tiene interés en ganar más peones. 40...Tc2+ 41.Rf3 Txh2 42.e6 Th1 43.Rf2 Ta1-+ ] 41.Td7+ Re4 42.Rd2 [42.e6 b2 43.e7 Te3+-+ (o aún mejor... 43...b1D 44.e8D+ Rxf4 etc.) ] 42...Tc2+ 43.Rd1 Tc4 [>=43...Txh2-+ ] 44.e6 b2 45.Tb7 Tc1+ Y Bernstein claudicó. Un final que Pomar parece haber jugado con gran sencillez pero con una efectividad endiablada. 0-1

En fin, una vez más, un excelente torneo que iba sumando en el haber de los esforzados organizadores.

Pero antes de terminar me gustaría incluir unas fotos actuales del club, de la Penya d’Escacs del Casino Prado Suburense, que esta última temporada ha ascendido, por octava vez, a División de Honor. Todo un éxito para un equipo modesto, si lo comparamos con el grado de profesionalidad que existe en la actualidad. Debo agradecer sinceramente la colaboración que he tenido por parte de la Penya d’Escacs del Casino Prado Suburense, en la persona de su presidente, el amigo Francesc González, que ha contribuido decididamente para poner el broche final a este artículo.

Equipo de División de Honor de la Penya d’Escacs del Casino Prado Suburense
Aquí tenemos a los héroes de la proeza
(de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo)

Jaume Almirall, Santi Beltrán, Josep-Antón Lacasa,
Josep M. Crespo, Antonio Escobar,
Enrique Fernández, Joan-Josep Martí,
Joan-Josep García Miracle, Toni Gallego Bergadá
Oriol Layola, Miquel-Angel Roca, Antoni Marcet,
José-Luis Maroto y Vincenzo Costa

Cartel del 38º Torneo abierto de ajedrez de Sitges
Cartel del 38º Torneo abierto de ajedrez de Sitges

El Torneo Abierto de Ajedrez de Sitges que es, juntamente con el de Badalona, el más antiguo de Cataluña, en la modalidad de 9 rondas, prueba que el club continúa en la dinámica organizativa que comenzaron, hace tantos años, aquellos hombres que tanto hicieron por el Ajedrez.

Sala de juego del 38º Torneo abierto de ajedrez de Sitges
Vista de la sala de juego donde se ha desarrollado
el último torneo abierto 2012


Sala de juego de la Penya d’Escacs del Casino Prado Suburense de Sitges
Sala de juego de la Penya d’Escacs del Casino Prado Suburense de Sitges

La excelente sala de juego de la Penya d’Escacs del Casino Prado Suburense de Sitges
se encuentra ubicada, ahora, en el hotel Sunway, donde se ha jugado el último campeonato por equipos.

Y nada más, felicitar a los componentes del “Sitges” por la tarea que vienen realizando y por su reciente ascenso.

Se adjuntan en pgn las pocas partidas del II Torneo Internacional de Ajedrez de Sitges 1949 que hemos podido encontrar.

Joaquim Travesset
12 de octubre de 2012