divendres, 6 de juliol de 2012

I Torneo Internacional de Ajedrez de Roses 1935, Salomon Flohr vencedor

Una de las visiones de paisaje más positivamente impresionantes que existen en Cataluña es el golfo de Roses, encastado en la plana ampurdanesa, visto desde una altura sin pretensiones, desde el corazón de Sant Genís, por ejemplo, o desde la carretera que va desde Cadaqués a Roses, en el punto donde empieza la bajada y se descubre una inmensa curva azul del golfo. La primera vez que pude contemplar este espectáculo maravilloso de mar, cultivo y montaña, era un día de invierno, limpio y pelado, de una transparencia de diamante, y podía cazar con mis ojos desde las aristas nevadas del Canigó hasta el capuchón azulado y rabioso de las Islas Medes... (*)

(*) Así empezaba Josep Maria de Sagarra su artículo Roses, en catalán, en uno de sus habituales comentarios en la revista Mirador y en su espacio L’Aperitiu, el 27/9/1934.


La bahía de Roses en 1935
La bahía de Roses en 1935

A la vista de estas elogiosas palabras dedicadas a Roses por uno de los grandes escritores y poetas de las letras catalanas, no resulta extraño que, una vez más, el Club Ajedrez Barcelona se decidiera a fructificar un nuevo torneo, en este privilegiado lugar, con objeto de popularizar y enraizar la afición que estaba naciendo por el Ajedrez.

Estamos hablando del I Torneo Internacional de Ajedrez de Roses 1935, un torneo en el que se impuso Salomon Flohr seguido de cerca por Koltanowski, y en el que Grob tuvo una buena actuación venciendo al propio Flohr.

El Torneo fue organizado por el Club Ajedrez Barcelona, siendo patrocinado por la Generalitat de Catalunya y el Ayuntamiento de Roses, que encontraron una fuerte colaboración en los ajedrecistas de la Penya Mar y Sol, de Roses, y la Penya Royal, de Figueras, y, sobre todo, en el Hotel Mar y Sol, que subvencionó el Torneo, detalle importantísimo, puesto que el entusiasmo de los organizadores no se vio mermado por los recursos económicos.

El I Torneo Internacional de Ajedrez de Roses se celebró los días 17 al 27 de junio de 1935, en horario de 16 a 20,30 horas. Los días 21 y 25 fueron días de descanso. Se da el caso, muy curioso que, debido al gran acontecimiento que dicho torneo suscitó en todos los ajedrecistas, la compañía de ferrocarriles M.Z.A. otorgó una rebaja en los precios del billete especial en sus líneas de Madrid y Valencia hasta Figueras, así como la compañía de autómnibus Gregori hizo lo propio para el traslado de Figueras a Roses.

1935 no fue solamente un año de torneos, pasaron otras cosas. Unos días antes de comenzar el de Roses, el día 28 de mayo, quedaba constituida en Barcelona, bajo la presidencia del Dr. Esteban Puig i Puig y dando fe de ello, como secretario, Antonio F. Argüelles, la Sociedad Española de Problemistas de Ajedrez, lo que representaba un nuevo hito para el Ajedrez en España.

En la foto tenemos a Salo Flohr, el gran vencedor, pero que tuvo que inclinar el rey ante Grob… ¡¡en la PRIMERA RONDA!! -una piedra en el camino- y tuvo que esforzarse de lo lindo para ganar sucesivamente las ocho restantes.

Salomon Mikhailovich Flohr
Salomon Mikhailovich Flohr (Checoslovaquia)

Salo Flohr fue un excelentísimo jugador. Había nacido en Horodenka, entonces una población de la Polonia rusa, el 21 de noviembre de 1908. A partir de 1929 empieza a tomar parte en torneos importantes, compitiendo con los Rubinstein, Maroczy, Pirc, Canal, Sämisch, Takacs, Vidmar, Stolz, Kashdan. En 1930 participa en la Olimpíada de Hamburgo, obteniendo 14 puntos y medio, sobre 17, -2º mejor resultado individual-. Empató los encuentros con Euwe y Botvinnik y, anteriormente, había vencido a Kahn y Stolz. Fue considerado en los años 30 como uno de los mejores jugadores del mundo. En palabras de Koltanowski: Salo Flohr era el maestro de más prestigio mundial en aquellos momentos.

El caso es que Flohr justamente acababa de vencer en un torneo, celebrado en Moscú, empatado con Botvinnik, en el cual habían participado Lasker, Capablanca, Spielmann, Lilienthal, Pirc y Stahlberg, además de otros cualificados maestros soviéticos… y sin perder partida alguna. Lo cual, visto el tropiezo inicial frente a Grob, -Flohr llevaba 74 partidas de torneo sin perder partida- podría interpretarse como que la victoria del jugador suizo fue toda una proeza nada fácil de conseguir. En definitiva, Flohr era un gran jugador de torneo que quería ser alguien en el concierto ajedrecista internacional.

A continuación las fotografías de los demás ajedrecistas participantes, verdaderos artífices de un gran torneo, en el que solamente desentonó Gamonal, pero que tuvo contra las cuerdas a Koblenz, tal como comentamos en su partida contra el maestro letón.

De los jugadores españoles, Doménech y el Dr. Tramoyeres -que compartieron el premio a los españoles mejor clasificados- obtuvieron una buena actuación. Lástima que dejaran escapar la victoria en partidas puntuales, por una falta de experiencia en torneos de esta envergadura. Victoria de Solá contra Reilly y discreta actuación de Maristany. Koltanowski comentó en un artículo al final del torneo lo siguiente:

"...Para obtener una visión acertada de la fuerza de los jugadores españoles hace falta analizar también algunas de las partidas que perdieron. Y obtendréis la prueba de que ellos tienen buenas ideas y que, únicamente, carecen de experiencia. Cuando han adquirido una posición vencedora o de tablas, entonces su vigilancia y su ingenio decaen..."

De los maestros extranjeros poca cosa podemos añadir, dado que es de sobras conocida la categoría de cada uno de ellos como Koltanowski, el gran conocido del ajedrez catalán y español, el imprevisible Grob –capaz de lo mejor… y de no tanto-, así como de un jovencísimo Koblenz –con 17 años, nacido en Riga en 1917 y que nadie podía suponer que años más tarde sería entrenador de uno de los mejores campeones del mundo, el también letón Mikhal Tahl que aún no había nacido-, que alcanzó un buen resultado, aunque con un poco de suerte, ya que nunca debió puntuar con Doménech ni con Tramoyeres. Por otro lado, Brian Reilly obtuvo una clasificación por debajo de lo que se esperaba de él... y aún gracias, puesto que puntuó en algunas de las partidas que se comentan, cuando su posición no parecía que fuera a deparar nada positivo.

Henri Grob (Suiza), Alexander Koblenz (Letonia) y Brian Reilly (Irlanda)
Henri Grob (Suiza), Alexander Koblenz (Letonia) y Brian Reilly (Irlanda)

La foto de Koltanowski que sigue a continuación la he hallado en su libro Chess Chats, impreso en Santa Rosa, California y dedicado a Ricardo Guinart Cavallé. Un libro en el que habla, preferentemente, de sus vivencias y estancia en los Estados Unidos.

Como se presupone por la cantidad de veces que se encontraron en el camino, tanto por ser uno de ellos entrenador de los jugadores del Club Ajedrez Barcelona, como por su presencia simultánea en bastantes de los torneos que se celebraron en Cataluña, entre Koltanowski y Guinart Cavallé se fraguó un gran respeto, amistad y simpatía, que se alargó en el tiempo, como prueba que la dedicatoria autógrafa está fechada en noviembre de 1952 y desde San Francisco.

George Koltanowski concentrado
George Koltanowski, concentrado
(La dedicatoria es para Ricardo Guinart Cavallé,
con quién le unía una gran amistad)

Rafael Doménech (Barcelona), Dr. Ramón Tramoyeres (Federación Valenciana), Rafael Gamonal (Federación Castellana), Salvador Solá (Barcelona), Valentín Marín (Director del Torneo) y Josep Maristany (Barcelona)
Rafael Doménech (Barcelona), Dr. Ramón Tramoyeres (Federación Valenciana),
Rafael Gamonal (Federación Castellana), Salvador Solá (Barcelona),
Valentín Marín (Director del Torneo) y Josep Maristany (Barcelona)


Hall del Hotel Mar y Sol en 1935
Hall del Hotel Mar y Sol, en 1935, lugar donde se celebró el Torneo, gracias
a Joaquín Peco y su esposa Rosita Ferrer, que entonces regentaba el hotel.


Y aquí tenemos la clasificación final del I Torneo Internacional de Ajedrez de Roses, por orden de sorteo, en la que se puede comprobar el resultado particular de cada jugador:

Clasificación final del I Torneo Internacional de Ajedrez de Roses

El hall del Hotel Mar y Sol fue un marco espléndido para el desarrollo de las partidas y la dirección del torneo, a cargo de nuestro admirado Valentín Marín, contando como adjuntos al Dr. Esteve Puig i Puig i Josep Cabré, no tuvo ningún tipo de contratiempo.

¿Y qué más podemos decir del desarrollo del torneo? Para una mejor claridad en las opiniones nos remitimos a las partidas de ajedrez jugadas que se encuentran en el pgn adjunto, donde he podido reunir 15 partidas completas y seis de posiciones clave, gracias, una vez más, a las reseñas que figuran en la revista Els Escacs a Catalunya, que con tanto acierto dirigió Plácido Soler. Por más que he intentado encontrar el resto de partidas, no me ha sido posible hallarlas.

Plácido Soler
Plácido Soler, que también fue campeón de Cataluña en 1931

También el Mundo Deportivo se ocupó de dar información sobre el torneo. Las caricaturas que siguen de Flohr, aparecieron en dicho periódico. Una de ellas el día 4 de julio, después de hacer un resumen final del mismo. Y el Mundo Deportivo también se hacía eco de la exhibición de 10 simultáneas a ciegas que Koltanowski ofreció el 27 de junio por la noche, al poco de finalizar el torneo, con el resultado de +7 =3.

Artículos en El Mundo Deportivo de 1935
Un pequeño artículo en El Mundo Deportivo

Caricaturas de Salo Flohr
Caricaturas de Salo Flohr

Y para terminar podríamos hacerlo como el poeta, con casi las mismas palabras que utilizó para finalizar su artículo…

"...en el atardecer el agua de la bahía de Roses se va barnizando, con aquella tinta nocturna y solemne del reposo integral."

El mismo reposo que observaron los organizadores del Torneo, por el trabajo bien hecho y el deber cumplido. Así , tanto el Consejo Directivo del Club Ajedrez Barcelona, como el Comité Organizador, encabezado, una vez más, por Ricardo Guinart Cavallé, pudieron dormir tranquilos después de esta efeméride digna del mejor elogio.

Hotel Mar y Sol, Roses
Hotel Mar y Sol, de Roses, en la actualidad

Joaquim Travesset
Julio 2012