dimarts, 27 de setembre de 2011

Jose Mugnos (1904-1982), un gran compositor de finales de ajedrez

Se ha escrito bastante sobre este gran compositor de ajedrez, según se puede leer en algún que otro libro y más de un portal ajedrecístico. José Mugnos, argentino de padres italianos, empezó a sentir su afición por los finales de ajedrez cuando tenía 34 años, todo parece ser que surgió a raíz de resolver un estudio artístico de ajedrez de Reti.

No haremos historia de su trayectoria, ya que existen bastantes puntos donde se explica la misma de manera muy convincente e interesante: por ejemplo en el nº196 (6/5/2006) de la revista Nuestro Circulo, publicación que con tanto acierto dirige el arquitecto Roberto Pagura, o en el libro El Arte del Estudio de Ajedrez de Zoilo R. Caputto, así como en espléndidos artículos, entre los que quiero destacar uno de Zenón Franco publicado en el periódico ABC de Paraguay. O también en su primer libro, Mis mejores finales (ver imagen de la portada más abajo) publicado en 1957 por la Editorial Sopena Argentina, con prólogo de Luis Palau, donde explica con todo detalle cada una de sus creaciones ajedrecísticas, con alguna confidencia: que si su primer final de ajedrez no estuviera ligado a la memoria del gran maestro argentino Roberto Grau, seguramente, por su simplicidad, lo hubiera excluido de su selección.


Libro de ajedrez Mis mejores finales de José Mugnos
En dicho libro figuran un total de ochenta y una de sus composiciones, algunas de ellas ramificadas en nuevas posiciones, como si se trataran de “gemelos”, basadas en una misma idea. También incluye una historia sobre el final artístico, donde tienen cabida los que, en su opinión, habían sido los mejores. Y una tercera parte, que contiene los mejores finales de los más reconocidos compositores de ajedrez argentinos: Parenti, Palau, V.Martínez, Dr. Skalicka, Caputto, Simone, Peronace, Cámara, Isain, Hutton, Fastosky, Prada, Borelli, Saadi, Hualpa, Iriarte, Kurt Eucken, el excelente compositor de ascendencia alemana, que merecería una atención especial por parte de todos; su amigo, el ingeniero Oscar Jorge Carlsson -fallecido el pasado 28 de junio-, con quién compuso, en colaboración, alguno de sus finales y quien se ocupó, a su muerte, de recopilar, conjuntamente con el GMI (ICCF) José Copié, los finales que supusieron su obra póstuma: 200 estudios.

Pero sus finales en modo alguno son simples como alguien dijo alguna vez. Sus finales son totalmente análiticos. Va transformando una idea y la desmenuza hasta sus últimas consecuencias, con lo cual da la impresión de encontrarse uno delante de los análisis post-mortem de una partida de ajedrez real.

Pero ahora quisiera comentar un final suyo, donde es posible que se le escapara una variante que cambiaba el resultado. No es mi deseo hacer leña del árbol caído, todo lo contrario. Con ello quiero que se observe que Mugnos fue humano, y como tal, podía equivocarse, como todos nosotros. O como quizás esté equivocándome yo en estos instantes.

Ya lo explicó debidamente y con toda claridad, José A. Copié, en un artículo sobre El Arte de Demoler, a raíz de un final conjunto de Mugnos y Carlsson, que consiguió una 3ª mención honorífica, en Tidskrift för Schack, en 1975. En él, básicamente, se centraba en la descontextualización de los análisis modernos sobre los finales antiguos, por cuanto con los actuales ordenadores se obtiene ventaja e información que sus creadores no tuvieron.

Lo que trato con el análisis del siguiente final no es de desprestigiar a su autor, sino intentar corregir una posible omisión. Y digo posible por cuanto el final se las trae. El objetivo, tanto en éste como en los siguientes dos finales, es establecer la realidad, o por lo menos intentarlo.

Estudio artístico de ajedrez de José Mugnos (Buenos Aires,1957)
FEN: 8/5B2/1p2p1p1/1p2PkP1/1P2p2P/4p3/1p2P3/bK6 w - - 0 1

Estudio artístico de ajedrez de José Mugnos (Buenos Aires,1957)
La idea básica de Mugnos es llegar a la misma posición actual habiendo transferido el turno de jugar al negro. Esta idea fue utilizada por Mugnos en cuatro ocasiones. La primera en un final de 1954, presentado en L'Italia Scacchistica, donde obtuvo el primer premio. La segunda y tercera en el concurso SVTV, de Praga, también en 1954 y donde obtuvo un segundo y un tercer premio. Pero el que nos ocupa figura como inédito en su libro. La solución sería la siguiente (ver diagrama con la posición inicial):

1.Ae8

[1.h5 Rxg5 2.hxg6 Rh6! 3.Ae8 Rg7=]

Si nos imaginamos que en la posición del diagrama fueran las negras las que jugasen, no tendrían otra opción que decidirse por 1...Rg4, jugada única, las blancas continuarían con 2.Axe6+ Rxh4, y ahora el blanco tiene tres jugadas para ganar: Ah3, Ag4 y Ac8, aunque esta última es la mejor. 3.Ac8 (3.Ah3 Rxg5 4.Ad7+-; 3.Ag4 Rxg5 4.Ad7+-) 3...Rxg5 4.Ad7+- Rh6 5.e6 Rg7 6.e7 etcétera.

1...Rg4!

[1...Rxe5 2.Axg6 Rd6 3.h5 Re7 4.h6 Rf8 5.Axe4 Rf7 6.g6++-]

2.Ad7!

[2.Axb5? Rxh4 3.Ac6 (3.Ad7 Rxg5 4.Axe6 Rf4-+) 3...Rxg5 4.Axe4 Rh5 5.Ad5 Rg4 6.Axe6+ Rf4 7.Af7 Rf5 8.e6 Rf6 y el negro está mejor.]

2...Rf4!

Es curioso. Mugnos da únicamente como buena esta jugada, cuando creo que Rf5 es similar.

[2...Rxh4? 3.Axe6 Rxg5 4.Ad7+-; 2...Rf5! 3.Ae8 Rg4 4.Af7 Rf5=]

3.Ac6!

[3.Axe6? Rxe5=; 3.Axb5? Rxe5=]

3...Rg4

[3...Rxe5? 4.Axe4!! Rf4 (4...Rxe4? 5.h5+-) 5.Axg6 Rg4 6.Ae4 (6.Af7 Rf5 7.Ag8 e5 8.Af7 e4 9.Ad5 Re5 10.h5 (=10.Axe4 Re6 11.h5+-) ) 6...Rh5 7.Af3+ Rg6 8.Ag4 e5 9.Ae6 e4 10.Ag4 Rg7 11.h5 Rh7 12.h6 Rg6 13.Af5+ Rf7 14.g6+ Rg8 15.g7+-;]

[3...Rf5 4.Axe4+! Rxe4? (4...Rg4, Mugnos tiene en cuenta esta jugada, pero solamente indica: "ver variante principal." 5. Ad5, parece la mejor... y ya no existe otro tiempo de espera, ya que a Rc2, seguiría Rxh4. (5.Axg6? Rxh4 6.Af5 Rxg5 7.Axe6 Rf4=; 5.Rc2? Rxh4 6.Axg6 Rxg5 y el blanco no puede prosperar.) 5...Rf4! (=5...Rf5) 6.Axe6 (6.Ab3 Rf5 7.Ac2+ Rg4=; 6.Aa2 Rxe5 7.Ab3 Rf5 8.Ac2+ Rg4=) 6...Rxe5=) 5.h5 Rf5 6.h6+-]

4.Ad5!

[4.Axe4? Rxh4 5.Axg6 Rxg5=]

4...Rf4

[4...Rxh4? 5.Axe6 Rxg5 6.Ad7+-; =4...Rf5 5.Axe4+!+-. Y aquí Mugnos termina los comentarios y dice que se gana, pero no está claro que sea así. 5...Rg4! Es evidente que Rxe4 pierde. 6.Ad5 parece la mejor. 6...Rf4 (6...Rf5 7.Ab3 Rxe5 8.Ac2!+-; 6...Rxh4? 7.Axe6 Rxg5 8.Ad7+-) 7.Ac6 (7.Ab3 Rf5 8.Ac2+ Rg4=) 7...Rg4 8.Ad7 Rf4 9.Axb5 Rg4 a) 9...Rxe5? 10.Ad3+-; b) 9...Rf5 10.Ae8 Rg4 11.Af7 Rf5 (11...Rxh4!? 12.Axe6 Rxg5 13.Ad7 (13.Ac8?! Rh6=) 13...b5!! 14.Axb5 Rf5 15.Ad3+ Rxe5= 16.Axg6 Rd4 17.b5 Rc5=) 12.b5+-; 4...Rh5? Con tal de perder un tiempo. 5.Axe6 Rxh4 6.Ac8 Af5 o bien Ah3 sería lo mismo, también perdiendo el mismo tiempo. 6...Rxg5 7.Ad7(.)]

5.Axe4! Rg4! 6.Ad5! Rf4

[=6...Rf5 7.Ab3 Rf4 8.Ac2 (8.Ad1 Rg4 9.Ab3 Rf5=) 8...Rg4=]

7.Ac6

[7.Ae4 Rg4!=]

7...Rg4

[=7...Rf5]

8.Ad7! Rf4

[=8...Rf5]

9.Axb5!

Si, es cierto, el blanco gana el peón, pero ahora al negro le quedará un tiempo de reserva en b5.

[9.Axe6 Rxe5=]

9...Rg4!

[9...Rxe5? 10.Ad3!+-; =9...Rf5! 10.Ae8 Rg4! 11.Af7 Rf5, Mugnos no considera la jugada que pienso que salva a las negras, Rxh4. (11...Rxh4! siempre la misma jugada y en el instante preciso. 12.Axe6 Rxg5 13.Ad7 (13.Ac8 Rh6=) 13...b5!!=) 12.b5+- anulando el tiempo de reserva del negro. 12...Rxe5 (12...Rg4 13.Axe6+! Rxh4 (13...Rf4 14.Af7+-) 14.Ac8 Rxg5 15.Ad7+-) 13.Axg6+-]

10.Ad7 Rf5

[=10...Rxh4!, ni aquí, ni antes, ni más adelante, en la base de Heijden tampoco se contempla esta jugada que, en mi opinión, demuele este interesante final. 11.Axe6 (11.Rc2? Rxg5 12.Axe6 Rf4=/+) 11...Rxg5 12.Ad7 b5! La salvación llega con el tiempo de reserva. 13.Ag4 Rh6 14.Ad7 Rg5=]

11.Ae8 Rg4 12.Af7 Rf5 (?)

Para mi esto es una ayuda al blanco y creo no equivocarme de calificarla de mala.

[>=12...Rxh4!, Mugnos vuelve a omitir esta jugada, ahora en un momento crucial. 13.Axe6 Rxg5 14.Ad7 b5!=; 12...b5? 13.Axe6+ Rxh4 14.Ac8 Rxg5 15.Ad7(.)]

13.b5!

Otra vez el tiempo de reserva, pero esta vez juega en favor de las blancas.

13...Rg4

[13...Rxe5 14.Axg6+-]

14.Axe6+ Rxh4 15.Ac8 Rxg5 16.Ad7+-

Y aquí finaliza el final de Mugnos. ¿Es correcto el final? ¿Estoy equivocado? Me gustaría conocer opiniones al respecto.

1-0

Estudio artístico de ajedrez de José Mugnos (42)
Estudio artístico de ajedrez de José Mugnos (42)
FEN: 3R4/1B4K1/5p2/4k3/6p1/4p3/1p2p1PP/8 w - - 0 1

Este es otro final de Mugnos, publicado en “Problemas”, Barcelona, 1949, en el que creo que existe otro error.

1.Rf7! e1D

[1...b1D? (Esta es la variante que figura en la base de Heijden, que creo que es inferior a e1D) 2.Td5+ Rf4 3.g3+ Re4 (3...Rf3? 4.Tf5#) 4.Tb5+ Rd3 5.Txb1 Rd2 6.h4 gxh3 7.Tb2+ Re1 8.Aa6+-; 1...Rf4 2.g3+ (>=2.Rxf6 Aún mejor. Mate en una.) 2...Rg5 3.Tg8+ Rf5 (3...Rh6 4.Th8+ Rg5 5.h4+ gxh3 (5...Rf5 6.Th5#) 6.Af3+-) 4.Th8! Re5 5.Td8 b1D 6.Td5+ Re4 7.Tb5+ Rd3 8.Txb1 Rd2 9.Ac8 e1D 10.Txe1 Rxe1 11.Axg4 Rf2 12.Rxf6 Rg2 13.Rf5 Rxh2 14.Rf4+-; 1...g3 2.hxg3 Rf5 3.Af3 Rg5 4.Th8+- e1D 5.Th5#; 1...f5 2.Td5+ Re4 3.Td1+ Re5 4.Te1 Rd4 5.Aa6 Rc3 6.g3 Rc2 7.Txe2+ Rc3 8.Txe3+ Rd2 9.Te2+]

2.Td5+ Rf4 3.g3+

[3.Re6? e2-+]

3...Dxg3!

Mugnos no contempla esta jugada que lleva a las tablas.

[3...Rf3? 4.Td2#; 3...Re4? 4.Td1+ Re5 5.Txe1+-]

4.hxg3+

[4.Td4+? Rg5 5.hxg3 b1D 6.Td5+ Rh6 7.Aa6 Da2-+]

4...Rxg3 5.Td1

[5.Tb5? e2 6.Tb3+ (6.Txb2 e1D 7.Tb3+ Rh4-+) 6...Rh4 7.Txb2 e1D 8.Th2+ Rg5-+]

5...e2 6.Tb1 Rf2 7.Txb2 Re3 8.Tb1 Rf2=

1/2-1/2


Estudio artístico de ajedrez de José Mugnos (61 - Buenos Aires, 1954)
Estudio artístico de ajedrez de José Mugnos (61 - Buenos Aires, 1954)
FEN: 1K6/P7/3P2k1/n5P1/8/8/8/7b w - - 0 1

Y aquí un tercer final que, en mi opinión, contiene un flagrante error.

1.d7

[1.Rc7? Aa8 2.d7 Cc6=]

1...Cc6+ 2.Rc7 Cd4 3.Rd6 Cb5+ 4.Re6!

[4.Re5? Cxa7=; 4.Rc5? Cc7 5.Rd6 Cb5+=; 4.Re7? Cxa7]

4...Cd4+ 5.Re5!

[5.Re7? Aa8=]

5...Cc6+

[=5...Cf3+ 6.Rd6 Cxg5 7.d8C Cf7+=]

6.Rd6 Cd8

[6...Ca5? 7.Rc7+-]

7.Re7 Cc6+ (?)

[7...Cf7! ¿Por qué Mugnos no contempla esta jugada, sencilla, que da tablas? ¿Puede tratarse de una error de impresión de la posición inicial de libro? J.Nunn, en 2002, encontró esta jugada bastante, a mi entender, evidente]

8.Re8+-

1-0


Por otro lado, no quiero dejar este artículo sin antes incluir la solución del estudio artístico de ajedrez que aparece en la portada del libro de José Mugnos Mis mejores finales, copia exacta de la que figura en el número que hemos indicado de la revista Nuestro Circulo.

Estudio artístico de ajedrez de José Mugnos (Mundo Argentino, 1941)
Estudio artístico de ajedrez de José Mugnos (Mundo Argentino, 1941)
FEN: 8/2p4K/5k2/2p5/4R3/2p5/8/8 w - - 0 1
Blancas juegan y ganan

La lucha de una torre contra tres peones ha interesado a los compositores de ajedrez desde el siglo XVII. En un principio los peones estaban unidos entre sí y el resultado dependía de su mayor o menor proximidad con la casilla de coronación. Algunos autores trabajaron esta idea en distintas épocas, hasta que surgió la interesante innovación de presentar los peones en diferentes columnas pero separados por una casilla. Después de esto parecía que el tema ya estaba agotado, cuando alguien vislumbró otra posibilidad: la de disponer los tres peones en una sola columna... ¡Y así fue cómo nació este famoso Estudio de José Mugnos, que por algo es el que ilustra la tapa de su primer libro!

1.Te2!

La prioridad es controlar al peón más avanzado, ya que si 1.Tc4? seguiría 1...Re5 2.Rg6 Rd5. 3.Txc3 Rd4 etc.

Ahora la defensa negra puede tomar dos caminos:

a) 1...c4

Si 1...Rf5 2.Rg7 Rf4 3.Rf6 Rf3 4.Te1! c2 5.Re5 Rf2 6.Tc1+-

2.Te4!!

Si 2.Rh6? Rf5 3.Rh5 c5 4.Rh4 Rf4 5.Rh3 Rf3 6.Te1 c2! 7.Rh2 Rf2 etc.

2…c5

Si 2…Rf5 3.Txc4 Re5 4.Txc3 Rd6 5.Rg6+-

3.Rh6

No hay que caer en la conocida trampa: 3.Txc4? Re5 y tablas.

3...Rf5 4.Txc4 Re5 5.Rg5! Rd5 6.Txc3 Rd4 7.Tc1 c4 8.Rf4 Rd3 9.Rf3 c3 10.Td1+ seguido de 11.Re2 y ganan.

b) 1...c6!!

Este tiempo de espera mejora la situación de las negras por cuanto transfiere la "obligación de jugar" sin haber deteriorado su posición; pero en cambio permite que la "caminata" anteriormente inútil del rey blanco ahora resulte exitosa.

2.Rg8! c4 3.Rf8

No serviría como antes 3.Te4? por 3...Rf5! y si 4.Txc4 Re5 5.Txc3 Rd5 6.Rf7 c5 seguido de 7...Rd4, etc. Y en caso de 4.Te1 c2 5.Rf7 c3! 6.Re7 Rf4 7.Rd6 Rf3 8.Rc5 Rf2, etc.

3...c2

No 3...Rf5 por 4.Re7 c2 5.Txc2 Re4 6.Txc4+ Rd5 7.Tc1 c5 8.Rf6 +-, ni tampoco 3...c5 por 4.Te4 Rf5 5.Te1 c2 6.Re7 c1=D 7.Txc1 Re4 8.Txc4+ Rd5 9.Tc1! c4 10.Rd7! Rc5 11.Rc7!, etc.+-.

4.Txc2 Re5 5.Txc4 Rd5 6.Tc1 c5 7.Re7 c4 8Rd7! Rc5 9.Rc7 Rd4 (b4) 10.Rb6 (d6) y ganan.

¡Un estudio analítico poco común! El autor, con su acostumbrada sinceridad, dice que le llevó "más de tres meses de intenso trabajo" y reconoce además que la segunda variante (1... c6!!) "apareció accidentalmente".

Su amigo O.J.Carlsson dijo de él: "Mugnos será recordado siempre por sus virtudes morales, su leal amistad, su sinceridad, su natural modestia y su cordialidad". Esta nota es copia textual -abreviada- de la aparecida en el libro El Arte del Estudio de Ajedrez, Argentina, Tomo 2 de Zoilo R. Caputto.

Por último quiero terminar dejando un enlace a otra creación de José Mugnos: estudio artístico de ajedrez de José Mugnos (SEPA, 1948).

Artículo dedicado a mis amigos argentinos Carlos Grassano y Daniel Perone.

dilluns, 12 de setembre de 2011

Ladislav Prokes (biografía, composiciones de ajedrezy la maniobra de Prokes)

Profesor Ladislav Prokes (compositor de estudios de ajedrez)
Ladislav Prokes fue un fuerte jugador de ajedrez, autor y compositor de estudios nacido el 7 de junio de 1884 en Praga. Fue campeón de ajedrez de Checoslovaquia en 1921, defendiendo a su país en las olimpiadas de Londres 1927, La Haya 1928 y Hamburgo 1930; pero, según Harold van der Heijden, Prokes es más recordado como uno de los más prolíficos compositores de finales de estudio de todos los tiempos. Lo califica en el cuarto lugar, habiendo compuesto alrededor de 1.200 estudios de ajedrez (en la base de Heijden constan 1.192, además de uno compuesto conjuntamente con Oldrich Duras), varios de los cuales figuran en el álbum de la FIDE.

En 1941 publicó el libro de ajedrez Sachove Studie (ver foto), que contenía 24 estudios de diversos compositores y 150 miniaturas. El libro fue prologado por el gran compositor Frantisek Dedrle. El final de ajedrez que nos ocupará más tarde figura con el número 92 en dicho libro.

Libro de ajedrez Sachove Studie de Ladislav Prokes
En 1951, el profesor Prokes publicó el exitoso Kniha Sachovych Studii, una colección de 623 composiciones ajedrecísticas suyas. Esta vez el prólogo se debió a otro compositor checoslovaco, Vladimir Pachman. Obtuvo más de un centenar de distinciones, entre ellas una cincuentena de primeros premios.

Falleció en Praga en 1966 a la edad de 81 años. Como jugador obtuvo victorias contra Schlechter, Albin, Dus Chotimirsky, Alapin, Marco, Dobias, Tarrasch, Hromadka, Skalicka, Flohr, Nagy, Yates, Mattison… por poner unos ejemplos, lo que demuestra que era, además, un excelente ajedrecista. Pero no es aquí, ahora, donde comentaremos algunos de sus éxitos como ajedrecista y compositor, sino más bien un final de ajedrez que hemos encontrado (el ya mencionado estudio número 92) y en el que, a mi parecer, el negro puede conseguir tablas.


La solución sugerida por Prokes continúa con:

1.Cc7 Txb8

[ 1...Td6+? no sería buena por 2.Ce6! Txe6+ 3.Rxf5+-

1...Tf8! Resulta extraño que habiendo controlado Prokes esta jugada, tal como figura en el propio libro, cuya página adjuntamos, persistiera en dar el final como ganado por el blanco tras jugar 2.Cd7 Txf7 3. Rxf7 (hasta aquí los comentarios del autor, que son también los que figuran en la base de Heijden).

Pero ahora las negras pueden jugar 3... Rh7! ¿Se le escapó esta jugada a Prokes?

(3...f4? sería un error terrible... 4.Cf6 f3 5.Ce6 f2 6.Cf4 f1D 7.Cg6#)

4.Cf6+

(Si 4.Ce5 Rh6! (no f4 que volvería a perder, 4...f4? 5.Cg4 f3 6.Ce8 f2 7.Cef6+ Rh8 8.Ce5 f1D 9.Cg6#) 5.Cb5 Rg5 6.Cd4 Rf4! ( 6...f4? 7.Cdf3+) 7.Re6 Rg3 8.Ce2+ Rf2 9.Cf4 Rg1=)

4...Rh6 5.Ce6= y el rey negro queda congelado en h6, pero el peón avanzará inexorablemente o bien recobrará el rey la libertad.]


2.Ce8 Tb6+
3.Rg5
ganando.

[ 3.Rh5? Tf6 4.Cxf6 Rg7=
3.Rxf5? Tb5+=;
3.Cf6? Tb8=]


Lo que decía en el artículo sobre el error en la partida Freedman vs. Thompson, un pequeño desliz deshace toda la labor de días... o quién sabe de cuanto tiempo. Al menos esto es lo que me parece.

Estudio artistico de ajedrez de Prokes, 1952
Veamos ahora otro error del mismo compositor:

Este final fue publicado en Tidskrift for Schack, 1952 y en el Boletín de la SEPA, 142/3, febrero de 1954 y consiguió un tercer premio.

1.Tc5+ Rxh4 2.Tc6 Ab7 3.Txh6+ Rg3 4.e4 Axe4 5.Th3+ Rf2 .Tg3=

Y tablas, según el autor. Pero resulta que, años más tarde, el excelente compositor argentino José Mugnos encontró la jugada mágica, ¡¡la que da la victoria al negro!! Un verdadero galimatías para los jueces y una decepción para el autor.

6... Af3!! 7.gxf3

[ 7.Rxh2 Ae2!! Dos jugadas geniales de alfil.;
7.Txf3+ gxf3 8.g4 Re2-+]


7... Rxg3 8.fxg4 Rxg4 9.Rxh2 Rf3-+

Pero estos dos “lapsus”, como alguno más que podría salir, no invalidan para nada la excelente producción de este gran compositor de ajedrez que fue, Ladislav Prokes. Me gustaría que si alguien encuentra nuevas variantes a estos dos finales lo indicara en los comentarios. Como es bien sabido no siempre tiene razón el último que escribe.

La maniobra de Prokes

Estudio artístico de ajedrez, maniobra de Prokes
Y ahora, antes de terminar, no quiero dejar de mencionar esta instructiva y también conocida posición de Prokes, una posición de ajedrez creada por el compositor en 1939, que se ha venido en llamar la "Maniobra de Prokes" y que fue publicado en Schackvaerlden, 1939, consiguiendo una mención honorífica.

El final de ajedrez, de enunciado juegan blancas y hacen tablas, se resuelve de la siguiente forma:

1.Rg4! e2

[ 1...d2 llevaría a la misma solución. 2.Rf3 Rd3 3.Ta1 e2 4.Ta3+ Rc2 5.Ta2+ Rc1 6.Ta1+ Rb2 7.Rxe2]

2.Tc1+ Rd4

[ 2...Rb3 3.Rf3 d2 4.Tb1+ Rc2 5.Rxe2;
2...Rd5 3.Rf3 d2 4.Tc5+ Rxc5 5.Rxe2]


3.Rf3 d2
4.Tc4+! Rd3
5.Td4+ Rxd4
6.Rxe2 Rc3
7.Rd1 Rd3


Y tablas.

divendres, 2 de setembre de 2011

Curiosidades y errores en los finales de ajedrez (partida Freedman vs. Thompson, 1949)

Cuando vi por primera vez esta posición (ver diagrama más abajo), hace muchísimos años, siempre la recordé como uno de tantos errores que suelen ocurrir cuando se habla de ajedrez. No hace falta decir que es muy difícil que en un final de partida, o bien de composición, se pueda asegurar al cien por cien que las variantes y comentarios, que han introducido los jugadores y/o compositores, sean la  verdad absoluta. Muchas veces en el juego del ajedrez puede hallarse un pequeño resquicio a partir del cual todo el trabajo de horas y días se desmorona. A veces la gloria es para aquel que ha encontrado la "solución" y otras lo es la pena que debe producir al compositor, que ve truncada su ilusión.

En mi casa siempre he tenido revistas de ajedrez, libros, etc, que se incrementaron notablemente con las de mi suegro, el que fue campeón de Cataluña y dos veces subcampeón de España, Ángel Ribera Arnal. De esta forma es normal que tenga a mano, por ejemplo, El Ajedrez Español (en la foto podéis ver la portada del número 1), completo, o casi completo, así como tantas otras revistas de un gran número de países.

Y así fue que, ojeando un día el nº 17 de El Ajedrez Español, enero de 1957, página 36, me encontré con este final, que, por cierto, la misma revista repetía en el año 1961, pág. 650, y dentro del apartado “Remate esta partida”, con el comentario sobre el resultado final equivocado en ambas. Y ahí quedó el recuerdo.

Pasa el tiempo y en el año 2006, con el nº 405, vuelve a aparecer ante mis ojos el mismo final, ahora en el periódico La Vanguardia… y también con el error inicial de El Ajedrez Español. Quizás por aquello del “recorta y pega”.

El comentario del cronista decía que el blanco ganaba después de 5. Cxe5 y gracias a la amenaza de 6. e7 se perdía el caballo negro y la partida.

Y ahora sí que me dispuse a escribir al periódico haciendo constar las variantes que había encontrado y que alteraban, según mi criterio, el resultado indicado.

La partida de ajedrez de la que se extrajo la posición protagonista de este artículo (ver diagrama) fue disputada entre Bernard Freedman y  Thompson en 1949. Pero antes de empezar con el análisis ajedrecístico me gustaría hablar un poco de Freedman. Si mis archivos no fallan, Freedman nació en Amberes, Bélgica, el 22 de enero de 1894 y murió en Toronto, Canadá, el 10 de abril de 1983, ciudad a la que se había trasladado en 1911. Fue vicepresidente de la FIDE y organizó el campeonato mundial juvenil de 1957 que fue ganado por Boris Spassky.

Partida de ajedrez: Bernard Freedman - Thompson.
Torneo: postal canadiense, 1949.

La solución al problema de ajedrez comenzaba como sigue:

1. Cb6+! Rb8

[1...axb6?? 2.Ta2+ Rb8 3.Ae5+ Rc8 4.Ta8# ]

2. Th2!!

[2.Cd7+?! Ra8!= (2...Rc7? 3.Tc2+ Rd6 4.Ae5+ Re7 5.Th2+- ) ]

2... Dxh2
3. Ae5+! Dxe5
4. Cd7+

Y aquí Thompson abandonó, pero aún había mucha lucha… y la victoria del blanco es más que discutible. Veámoslo:

4...Rc7!

[4...Rc8? 5.Cxe5 Ce2 6.e7 Cg3+ 7.Rg1 (=7.Rf2 ; =7.Re1 ) 7...f2+ 8.Rxf2 Ce4+ 9.Re3 Cf6 10.Rf4+- Y el rey negro está mal ubicado.]

5.Cxe5 Ce2!!

Parece única para intentar salvar los muebles.

6.e7

La mejor, a mi entender. [6.Rf2 Rd6! 7.Cg6 (7.Cxf3 Cf4 8.Cg5! (8.Cd4?! Cd5, Y ahora el negro tiene la ventaja de los peones libres) 8...Cd5 9.Cf7+ Re7 10.Rf3= ) 7...Cd4! (‹7...Cc3?! 8.Rxf3 Cd5 9.Re4 Cf6+ 10.Rd4 b5= ; 7...a5?! 8.e7 Rd7 9.f6 Re810.Rxf3 a4 11.Rxe2 a3 12.Ch4 a2 13.Cf5 a1D 14.Cd6+ Rd7 15.e8D+ Rxd6 16.De7+ Rc6 (16...Rd5 17.Dxb7++- ) 17.f7 Db2+ 18.Rf3 Dc3+19.Rf4 Dd2+ 20.De3 Dd6+ 21.Rf5 Dd5+ 22.Rf6 Dd8+ 23.Rg7+- ) 8.e7 Rd7 9.f6 Re8 10.Cf4 (10.Ce5 Cf5 (=10...a5 ) 11.Rxf3 Cxe7=, y aquí se acaba la película. 10.Re3?! a5!=/+, y ahora es el blanco quién deberá ir con cuidado) 10...Cc6 11.Cd5Rf7 12.Rxf3 Ce5+ 13.Re4 Cd7=, y las tablas son evidentes. 6.Cxf3? Cg3+ 7.Re1 Cxf5-+ ]

6...Cg3+

Otra jugada única y, a la vez, sorpresiva por el que será el desarrollo del  final.

7.Rf2

Y, si no, ¿dónde jugar? [=7.Re1 f2+!! ''Como en la variante siguiente, la jugada que salva la partida: El rey blanco no tiene un escaque adecuado. Si toma el peón, el caballo llega a tiempo a f6. Y si no lo toma el peón  negro corona. 8.Rxf2 Ce4+ 9.Rf3 Cf6 como en la variante principal.; =7.Rg1 f2+!!  8.Rxf2! (8.Rh2? f1D 9.e8D Df2+ 10.Rh3 Cxf5-+ ) 8...Ce4+ 9.Rf3 Cf6 10.Rf4 Rd6! (10...Cd5+? 11.Rg5 Cxe7 12.f6+- ) 11.Cg6 a5 12.Rg5Ce8 13.f6 Re6 14.Cf8+ Rf7 15.Cd7 Cxf6-+ ]

7...Ce4+
8.Rxf3 Cf6

Y el caballo ha llegado a la tierra prometida. [8...Cd6?? 9.f6!+- b6 10.e8C+! Cxe8 11.f7+- ]

9.Rf4

[9.Cg6 Rd7 10.Rf4= ; 9.Cg4 Ce8= 10.Ch6 (10.f6 Rd6 11.f7 Rxe7= ) 10...a5 11.Cg8 Rd7 12.Re3 Cd6 13.f6 Re6 14.Rd4 b6-/+ ]

9...Rd6
10.Cg6 b5
11.Rg5 Ce8
12.f6 Re6!=

Y las tablas son evidentes.

Al cabo de un cierto tiempo el cronista de La Vanguardia me contestó, diciendo que estaba en lo cierto, lo que significó una satisfacción para mí.

Es evidente que existen algunas variantes más que, a mi entender, no bastan para ganar. De todas formas me abro a todos aquellos comentarios que sobre el tema decidan los visitantes de este blog.

Si el tiempo y Pepelu me lo permiten espero que este final comentado no sea el último.

Saludos a todos.
Joaquim Travesset.